29 de diciembre de 2007 | 15:11:00


Domingo Sánchez Salgado a los 92 años
| END

“Chagüitillo” es leyenda viva de luchas sociales

Por Edgard Barberena | País

“Chagüitillo” es leyenda viva de luchas sociales
Domingo Sánchez "Chagüitillo".


comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Quiso ser cantante, bailarín o jugador de béisbol, pero el destino le tenía trazado iniciarse como sindicalista en Matagalpa y terminar siendo una figura nacional en lo gremial y lo político.

Este personaje es Domingo Sánchez Salgado, al que hace 84 años el aspirante a sacerdote Alejandro Lezama lo “bautizó” como “Chagüitillo”, después de preguntarle de dónde era originario. Chagüitillo es una villa ubicada pocos kilómetros antes de llegar a Matagalpa.

Cuando Domingo nació, el 20 de diciembre de 1915, el poblado donde dejó el ombligo era una aldea donde vivían siete familias, cinco conservadoras y dos liberales.

Su padre, Filadelfo Sánchez, y su mamá, Juana Salgado, una lideresa conservadora que tuvo en Chagüitillo una especie de hotel para la gente que viajaba de Matagalpa a León.

En 1923, cuando Domingo tenía siete años, su mamá lo internó en el colegio-seminario San Luis de Matagalpa, donde cursó la primaria, y llegó a convertirse muy joven en un dirigente conservador debido a las influencias de su progenitora, quien era una “lideresa chamorrista”.

Su casa fue cuartel de las tropas chamorristas
En la guerra de 1926 su casa en Chagüitillo fue cuartel general de las tropas conservadoras que iban y venían. Una vez llegó el general Emiliano Chamorro.

En 1927 consiguió su primer trabajo en la oficina del abogado Andrés Lanzas, en Matagalpa, lo que vino a convertirse en su primera escuela en asuntos legales, “y ahí aprendí a escribir a máquina”, recuerda.

Domingo emigró a Jinotega, donde se hospedó en la casa de su tío, el dirigente liberal José Zeas, quien era secretario del Juzgado Civil de esa ciudad, y en ese momento estaban buscando un mecanógrafo para la jefatura política.

Despedido por conservador
En 1932 se llevaron a cabo elecciones presidenciales y Domingo era un conservador que trabajaba como empleado público en dos oficinas del gobierno liberal. Llegó a trabajar en la campaña electoral de los conservadores (por las noches) como mecanógrafo, pero sus jefes liberales se dieron cuenta.

Cuando lo llamaron, le preguntaron: “¿Es cierto que vas a trabajar de mecanógrafo en la propaganda electoral?” La respuesta de Domingo fue que sí, y cuando le preguntaron por qué, su reacción fue: “Porque soy conservador”. Al instante lo despidieron.

El Partido Socialista
El tres de julio de 1944 se fundó el Partido Socialista Nicaragüense, pero Domingo no sabía nada de esa organización, y “nos convocan para un congreso para fundar la Confederación General del Trabajo”, relata.

“Para esa actividad vinimos a Managua 25 delegados de los sindicatos de Matagalpa, y cuando entramos a la Casa del Obrero, nos dicen: ‘No va haber congreso porque lo sabotearon los socialistas’, por lo que nos regresamos”, cuenta Domingo.

“Cuando salimos de la Casa del Obrero, Armando Amador me preguntó: ‘¿Qué le dijo Absalón González?’ Yo le respondí de que el congreso lo habían saboteado los socialistas, Amador agregó: ‘Los socialistas somos nosotros’; pero no es que lo saboteamos, sino que Absalón, como líder somocista, quería imponernos a Anastasio Somoza García para que presidiera el congreso, pero le dijimos que no”, relata “Chagüitillo.

Esto provocó que Domingo invitara a los socialistas a visitar Matagalpa. Llegaron como la Federación de Trabajadores de Managua. Llegaron Armando Amador y Ricardo Zeledón, dos altos sindicalistas y fundadores del Partido Socialista.

“Los camaradas Manuel Pérez Estrada, Armando Amador, Francisco Pinell y toda la flor y nata del partido (Socialista) me miraban que era el mejor postor para el partido, y por eso comenzamos a hablar”, nos dijo Domingo el día en que cumplió 92 años de edad.

Le dan su carné
El dos de abril de 1945 le dieron su carné de militante del Partido Socialista en un acto que hicieron en Matagalpa. En 1948, durante la realización de un comité central en Managua, Domingo llegó y fue capturado por la Guardia Nacional en la casa de Rosa Amelia Pereira.

El soplón de la guardia somocista
Dice que Onofre Guevara en su libro relata esa historia y menciona al infiltrado (oreja) al que le pagaba el general Rigoberto Reyes. Evitó en la entrevista identificar al soplón porque éste ya no se puede defender, y “sería insultar al hijo, que me puede hasta acusar, y cómo le pruebo que su papá era el informante”, comentó.

Esta fue la primera carceleada (de las 105) que le dio la guardia somocista, porque lo metieron en una celda que era para 18 presos y metieron a 70 personas, “y donde nos pusimos de acuerdo (los presos) en hacer fila para darnos lugar para recibir el aire de la puerta. Así pasamos 28 días sin que nos sacaran ni a bañarnos”, narra Domingo.

Sacaron a la mayor parte de los presos, y quedaron solamente los miembros del Comité Central del partido Socialista. “Lo que para mí fue un honor, para otros pudo haber sido una tragedia, porque me dejaron preso como miembro del Comité, pero yo no formaba parte de esa estructura”, rememora.

Esto llevó a Domingo a estar preso ocho meses, pero un camarada de Jinotepe, de nombre Jhonatan Vásquez, al salir le dijo: “Yo voy a ir a buscar a su mamá a Matagalpa para decirle que está bien”. Su sorpresa fue cuando lo visitaron en la cárcel su mamá y sus tres hijos pequeños, María Lourdes, Efraín y Luis, debido al mensaje del camarada.

El 12 de octubre de 1949 lo encontró en la calle un guardia y lo llevó donde el oficial Davison Blanco, y le dijo: “Aquí está el hombre”. Davison le ordenó que lo esposara, y lo tuvo todo el día de pie en su oficina, y a las cinco de la tarde lo dejó ir.

Su ingreso al Consejo de Estado
Después del derrocamiento de Somoza, “Chagüitillo” hizo su entrada al Consejo de Estado (Parlamento provisional que funcionó entre 1980 y 1984), por ser delegado de la CGT independiente.

Para las elecciones de 1984, Domingo fue postulado como candidato presidencial por el Partido Socialista Nicaragüense (PSN). No ganó, pero obtuvo los votos necesarios para ocupar un escaño en la Asamblea Nacional.

Tiene el honor de haber participado y rubricado con su puño y letra la Constitución Política de 1987.

Fue el vicepresidente eterno de la AN a propuesta del comandante Carlos Núñez. En una ocasión tuvo el mando del Legislativo cuando Núñez estaba fuera del país.

Derechización del PSN
Siendo diputado, “Chagüitillo” definió su posición al salir la noticia de que Gustavo Tablada y Alejandro Solórzano aparecieron abrazados con el coronel Enrique Bermúdez, quien en ese momento era el jefe de la Contrarrevolución.

Esto llevó a “Chagüitillo” a publicar una carta pública donde se dio de baja voluntaria del PSN, “porque quiero ser leal con los mártires del partido”, escribió. Esta situación la aprovechó Daniel Ortega cuando venían las elecciones de 1990 y le ofreció que corriera como candidato por el FSLN.

Lo primero que hizo Domingo fue decirle a Daniel que no iba a ser “Sí señol”, pero si cinco sandinistas se oponían, ahí terminaba todo, sin embargo Daniel planteó la situación a lo interno y todos dijeron que sí, y cuando lo nominaron en una asamblea popular en el Olof Palme, “Chagüitillo” fue ovacionado. Fue el quinto en la nominación.

Familia expropiada
A la familia de “Chagüitillo” la expropió el terrateniente Eliseo Miranda. Sus padres, como eran indígenas, recibieron 50 manzanas de tierra y no pagaban arrendamiento. Esas tierras se las expropiaron por una deuda de 100 córdobas en 1936.

Esto empujó a Domingo a convertirse en albañil. La construcción en Matagalpa estaba atrasada, no había cemento, sino que las casas se hacían con lodo, y después se repellaban con una mezcla de tierra y arena, y para darles color blanco se utilizaba cal.

Su primera huelga
Domingo trabajaba con el maestro Felino Aldana. En una ocasión los otros trabajadores (albañiles) reclamaron aumento de salario, acción que rápidamente respaldó Domingo, y consiguieron un incremento de parte del patrón después que él dirigió su primera huelga en Matagalpa, lo que se convirtió en una novedad.

El inicio de esa lucha sindical se extendió como reguero de pólvora, porque después el sector de los tipógrafos recurrió a Domingo para que los asesora y les redactara el pliego petitorio. Después lo buscaron los zapateros, carpinteros y otros sectores obreros de Matagalpa.

Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en País




Lo más popular



Lo más comentado

Matones de cambista con trayectoria criminal

elnuevodiario.com.ni |

La Fiscalía acusó ayer en el Juzgado Séptimo de Distrito Penal de Audiencia de la capital, a...

12 Comentarios

¡Las garras del dragón!

elnuevodiario.com.ni |

Entre los 10 ejércitos más grandes del mundo, China ocupa el primer lugar, en cuanto a número de...

7 Comentarios

Los huérfanos de los accidentes de tránsito

elnuevodiario.com.ni |

“Mi mamá me dijo que cuidara a mi hermano, que no dejara que le pegaran. Ella estaba llorando y yo...

6 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700