1 de noviembre de 2009 | 20:53:00


Scouts denuncian despojo, deforestación y destrucción ambiental en cerro histórico
| END

El Coyotepe depredado


* Exploradores dicen que más de mil árboles han sido derribados para construcciones y sembradíos
* Una zona franca y un diputado oficialista son mencionados como los causantes, en la denuncia que se hizo en varias instituciones
* Legislador dice que lo están confundiendo, que "personalmente" nunca ha tenido nada que ver con la transacción, aunque recomienda: "pregúntenle a los chinos"

JOSÉ ADÁN SILVA Y LUIS GALEANO | País

El Coyotepe depredado
Imagen
David Silva, representante de los Boys Scouts señala la torreta de la fortaleza histórica El Coyotepe, que ahora se reclama como “propiedad privada’’ por personas que compraron lotes. ALEJANDRÓ SÁNCHEZ / END


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Un letrero rústico prohíbe el paso y dicta el argumento: "Propiedad privada". Una valla de latas, madera y alambres de púas completa el trabajo y cierra el camino rústico que antes permitía el acceso a un costado de este cerro verde y deforestado conocido como el "Coyotepe".

Los técnicos del instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) saltan el obstáculo por un costado y suben a las faldas del cerro. Leen en un mapa, sacan un aparato electrónico, señalan con el dedo a direcciones cuesta arriba, se meten entre matorrales y clavan una señal en el suelo. Luego un joven trae una pala, una barra de acero y un mojón de cemento que clava donde estaba la señal.

David Silva Narváez, Director Ejecutivo Nacional de la Asociación de Scout de Nicaragua explica el movimiento: "Los técnicos andan remidiendo el terreno y replantando los mojones".

"Arboricidio atroz"

La causa: hace unos años, unos campesinos vecinos de una cooperativa vendieron a varias personas lotes de terrenos del cerro que pertenecían desde 1967 a la organización de los exploradores.

Hace meses, unos vecinos del cerro denunciaron a los Scouts, que unas personas habían bloqueado un camino tradicional y que otras habían botado árboles frondosos en las laderas de la colina.

Enterados los Scouts que en el área del campo-escuela se estaba despajando en la falda sureste, y que en ese sitio se puso una cerca de alambres, en terrenos que conforme a la escritura pertenece a la asociación, se solicitó al Ineter una inspección.

El jueves pasado se presentó el equipo del Ineter para establecer los mojones de la propiedad y se pudo comprobar el daño ambiental. A menos de 100 metros de la cima de la fortaleza, se han cortado más de mil árboles, según cálculos de la antigua organización de exploradores.

"Hay una violación a la Ley del Medio Ambiente, porque no sólo se cortó árboles sin permiso, sino que se hizo en un Monumento Nacional y Reserva Ambiental de Masaya", dijo Silva.

¿Un padre de la patria?

Con la remedición, además, los organizadores confirmaron las denuncias de invasión a la propiedad: más de 10 manzanas del plano original de 1967 fueron invadidas, y ahora están ocupadas, cercadas y vigiladas por distintas personas y grupos.

En la propiedad invadida hay una pequeña casa donde habita el señor Saturnino Alemán Sánchez y unos parientes. Según las averiguaciones de la Asociación de Scouts, el trabajador se identificó como cuidador del diputado Nasser Sebastián Silwany Báez, de la bancada del partido de gobierno y miembro de la Comisión del Medio Ambiente de la Asamblea Nacional.

En esta parte del cerro, según las investigaciones y denuncias del director nacional de los exploradores, hay cerca de 10 manzanas de tierra presuntamente ocupadas por el legislador. Éste le habría comprado las tierras a Alejandro Peña, un ex cooperado beneficiado con reforma agraria en el cerro.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener una versión de Peña, pero no fue posible ubicarlo en las direcciones suministradas por vecinos del lugar.

Diputado niega

El diputado del partido de gobierno por Masaya, Nasser Sebastián Silwany Báez, negó que él personalmente tenga algo que ver con la compra y venta del terreno en El Coyotepe, y recomendó buscar a los representantes de la empresa de zona franca que se encuentra en el sitio para conocer el fondo del asunto.

"Yo no tengo nada que ver en eso, y le están metiendo ruido a eso no sé por qué, ya que fue hace años que lo compraron unos chinos, tengo entendido'', dijo Silwany en una corta conversación telefónica.

"En todo caso, si los señores Scouts tienen algún problema con lo que ha ocurrido en ese terreno, que vayan y les reclamen a los chinos que compraron para hacer una zona franca ahí", añadió.


Los Scout lo señalan a usted de haber comprado el terreno al señor Alejandro Peña, no hablan de los chinos porque eso se dio hasta después, se le dijo al legislador.

"Absolutamente en nada, no tengo nada a mi nombre, yo personalmente a mi nombre, no hermano. Otro puede haber comprado y aducen a mí porque me confunden con otro señor que se llama Nasser y que no recuerdo el apellido, quizá por ahí es que anda la confusión, pero yo no tengo vela en ese entierro", dijo.

Silwany se refiere a una zona franca instalada en las faldas de la colina comprada por inversionistas chinos y que, según los quejosos, ocupa 5,895 metros cuadrados dentro de la propiedad de los exploradores, y otros pequeños lotes suman 7,670 metros de tierras ocupadas por miembros del gabinete de los CPC de la comunidad.

Ni Silwany Báez ni los Scouts supieron aclarar la manera en que los chinos que se encuentran en el sitio con la zona franca, obtuvieron las tierras donde ubicaron su maquila.

Ineter confirma

En la revisión de los técnicos de Ineter se demostró que la propiedad cercada, deforestada y bajo cuido del vigilante, está dentro de los linderos del mapa original de la propiedad conforme a la escritura original.

Ahí se derribaron más de 200 árboles, según las estimaciones de los Boys Scouts en la denuncia presentada ante el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena; Instituto Nacional Forestal, Inafor; Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor; Procuraduría General de la República, PGR, y Alcaldía Municipal de Masaya.

"La asociación de Scouts inició un proceso de revisión legal para contrarrestar las invasiones y tráfico de tierras con el cerro, además de un proyecto de restaurar la fortaleza, habilitar un centro de visitantes, un jardín botánico, instalar servicios y reforestar la parte del despale y darle vida y recuperar con fines educativos el lugar", dijo Silva.

"Privatizan" la historia

El director de los Scouts dijo que el campo-escuela El Coyotepe, es el último refugio que le queda a la organización. De tres sedes que poseían en 1979, sólo les queda ésta. Las otras dos fueron ocupadas por otras instituciones y nunca se han podido recuperar.

Los demás casos de presunta invasión son de una mujer que está en Estados Unidos, quien abría comprado 16,101 metros cuadrados de la propiedad, incluyendo una zona donde se ubica un histórico torreón de vigilancia que ahora está en "propiedad privada".

Según Silva, el cerro reviste no sólo un derecho privado de propiedad de una organización legítima y antigua, sino que además implica connotaciones ambientales e históricas.

Desde esta colina calurosa, ahora sin árboles gigantes como alguna vez los tuvo, se observa la planicie saturada de techos de la ciudad de Masaya, y allá, más a lo largo, las columnas de humo del volcán Santiago, y virando hacia el suroeste los poblados de Tisma, ubicados entre campos verdes y amarillos, lugares adonde se llega siguiendo la carretera que lleva hasta el municipio de Tipitapa.

Es parte de la historia

En 1912 tropas de la Marina de Estados Unidos combatieron contra fuerzas nicaragüenses al mando del general Benjamín Zeledón Rodríguez, en los cerros La Barranca y El Coyotepe. En un intento de reagrupar a las tropas en Jinotepe, el general Zeledón murió cerca de Niquinohomo, en la comarca El Arrollo, ese mismo día.

En el decreto número 1398, publicado en La Gaceta número 260 del 15 de noviembre de 1967, se declaró Monumento Nacional a los cerros El Coyotepe y La Barranca. La fortaleza El Coyotepe fue construida por el año 1893, y en 1936, fue reconstruida por Anastasio Somoza García, quien habría mandado a hacer túneles para presos políticos.

En la compleja edificación existen 43 "recámaras", 28 de las cuales están en la primera planta que es donde se tenían las mejores condiciones. La zona ocupa en general 67 manzanas, donadas por el gobierno de Nicaragua a la Asociación de Scout conforme decreto 1590, publicado en La Gaceta del 4 de septiembre de 1969, y se encuentra inscrito en el Registro Público de la Propiedad de Masaya desde 20 de noviembre de 1969.

De la GN a los exploradores

Eran dos lotes, "A” y “B”. El "A" era de 46 manzanas y 5,644 varas cuadradas y el otro lote era de 10 manzanas de extensión. En 1978 la Guardia Nacional se tomó la fortaleza hasta julio del 79, cuando la ocupó el Ejército de Nicaragua. Después fue ocupada como oficina de seguridad del Ministerio del Interior. En 1983, la propiedad se entregó a la Asociación de Niños Sandinistas.

El 9 de octubre de 1990 el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro hizo entrega formal de la propiedad a la Asociación de Scouts y desde entonces, pertenece al grupo de exploradores que ahora intentan recuperar la propiedad completa.

Nunca fue cárcel

La fortaleza nunca fue utilizada ni por Somoza, ni por el primer gobierno sandinista como prisión para presos políticos, como afirman algunas personas. El único preso que se conoce en ese sitio, era un personaje de nombre Pedro Motteli Mongalo, quien trabajaba como sanitario de la Guardia Nacional en los años 50.

Mongalo lograba trazar la firma de Somoza idéntica a la del dictador, y aprovechándose de eso, los soldados pedían días libres a sus superiores, hasta que fue descubierto y mandado a encerrar a la fortaleza.

Desde ahí se las ingenió para enviar un escrito al diario La Prensa de entonces, declarándose "El preso de El Coyotepe" y logró que la ciudadanía se diera cuenta de su situación. Con ello logró la libertad.


Comentar este contenido




imprimir comentar

Buscar en este sitio:
Compartir

Otras noticias en País




Lo más popular



Lo más comentado

“El vecino incómodo”

elnuevodiario.com.ni |

El recién electo presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo en una entrevista de prensa que...

26 Comentarios

Mata a su cónyuge en la puerta de colegio

elnuevodiario.com.ni |

¡Auxilio, auxilio, está matando a la maestra, que alguien me ayude!, gritaba desesperada la subdirectora...

26 Comentarios

Eclesiástico denunciado por violación

elnuevodiario.com.ni |

Un sacerdote de una iglesia católica, de la localidad madricense de San Juan de Río Coco, está...

19 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700