•  |
  •  |
  • END

José Francisco López Centeno, el “Popeye” de los negocios de la polémica sociedad ALBA de Nicaragua S.A (Albanisa), está entregando el cargo de vicepresidente de esa firma y como presidente de la Empresa Nicaragüense de Petróleo (Petronic), después de haber perdido la confianza de la pareja presidencial, confirmaron diversas fuentes.

López Centeno, operador de la Secretaría del partido de gobierno por un tiempo, y luego gerente múltiple y cercano a la confianza del presidente Daniel Ortega, la primera dama Rosario Murillo y Rafael Ortega Murillo, hijo de la pareja presidencial, se vino al suelo hace unas semanas, después que estallara un escándalo financiero en Albanisa, con la sustracción de una fuerte cantidad de dinero de sus arcas que hasta la fecha se ha calculado públicamente en 1.4 millones de córdobas, pero que según las mismas fuentes, podría superar varios millones de dólares.

Los hallazgos de cuentas irregulares que los auditores de Petróleos de Venezuela S.A, Pdvsa, socio mayoritario de Albanisa, han determinado en el manejo de las finanzas de la firma en cada una de las empresas del consorcio ALBA - mejor conocidas como “Albitas”-, provocaron el desmoronamiento de la confianza hacia López.

“Hay varios clavos (problemas) que le estallaron a la vez, porque sí se han encontrado anomalías serias y eso le costó la confianza de los jefes, porque los venezolanos han reclamado y fuertemente”, dijeron las fuentes ligadas directamente a Albanisa.

Suena Calderón Vindell para sucederle

Las riendas de Albanisa las tiene por entero en sus manos el socio venezolano Rafael Paniagua, a quien ayer intentamos localizar para hablar del tema, pero no se logró comunicación.

Las fuentes indicaron que López Centeno sería sustituido por el general Ramón Calderón Vindell, cuando cause baja en el Ejército.

Calderón Vindell ha dicho que aceptaría el cargo si el presidente Ortega se lo ofrece después del 21 de febrero, fecha en que pasaría a retiro.

Halleslevens por su parte se ha mostrado más interesado en volver al campo a trabajar en la ganadería, según lo ha dicho públicamente.

“Si me va a proponer algo el Presidente (Ortega) tiene que ser después del 22 de febrero”, dijo el pasado 20 de diciembre Calderón Vindell a EL NUEVO DIARIO.

“No puedo responder sobre un supuesto… Si el 22 de febrero el Presidente considera que puedo trabajar en algún cargo, estaré dispuesto. Estoy preparado, tengo experiencia en administración, creo que la experiencia y el trabajo en la institución vale.”, expresó el general.

“Si me lo proponen tendría que ver si puedo aportar. No lo estoy descartando”, agregó Calderón Vindell.

La última vez que López Centeno participó en una actividad como representante de Albanisa, fue en la XVIII Cumbre del ALBA, que se celebró en Cuba este mes. López viajó junto al presidente Ortega, pero en un clima de absoluta desconfianza.

“Incluso ahí ya fue con los pies hinchados, porque ya los auditores de Pdvsa habían constatado varios manejos irregulares de los fondos del ALBA, y ya le habían retirado las firmas libradoras a él, sólo fue a hablar de los proyectos porque es quien los maneja mejor”, dijo la fuente.

Más movimiento en Petronic

Pero no sólo López Centeno saldrá de los negocios mixtos del presidente Ortega, pues alguien que de hecho ya salió de ese alero es el ex gerente de Petronic, Rodolfo Zapata, quien confirmó su renuncia a EL NUEVO DIARIO aduciendo motivos de salud.

Las fuentes confirmaron que tanto López como Zapata quebrantaron efectivamente su salud, en parte por las presiones sobre la investigación que se realiza en Albanisa, y por la pérdida de la confianza en la pareja presidencial.

Además señalaron que la familia de López lo está presionando para que abandone el cargo y se refugie en la Fraternidad de Hombres de Negocio, organización a la que pertenece desde hace varios años.

EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con ambas personas para confirmar las versiones, pero López, como de costumbre, no respondió las llamadas y en su buzón de teléfono para mensajes no había espacio disponible. Zapata por su parte reaccionó sorprendido por la llamada, y tras un momento de duda, respondió las preguntas.

“Renuncié a mi cargo desde noviembre después que me dio el infarto, porque estoy muy enfermo y la presión del trabajo es muy grande, así que sentí que era mejor poner la renuncia y así lo hice”, dijo a EL NUEVO DIARIO.

Zapata sufrió un infarto ocho días después que Francisco López también tuviera una afectación cardíaca en noviembre pasado, en medio del escándalo de la pérdida de los millones de Albanisa en el que se vieron involucrados los trabajadores Leyla González, Henry Rodríguez y Lisette Gutiérrez, acusados en los juzgados de Managua por la Fiscalía y Petronic.

¿Chico López ya no puede?

¿Qué tuvo que ver el hurto de los 1.4 millones de córdobas de las arcas de Albanisa con su renuncia?

Nada, absolutamente nada.

¿Cuando habla de que la presión es muy grande a qué se refiere?
A eso, que estar en la gerencia de una empresa tan grande como Petronic no es fácil, y las exigencias son muchas, así que es mejor dejar las cosas en el momento indicado y este es el momento.

¿Qué sabe de la salida del ingeniero Francisco López de Petronic y de Albanisa?
No te podría negar ni confirmar porque yo ya estoy fuera, lo que sí te puedo decir es que ya hay nuevo gerente en Petronic, se llama Ernesto Aróstegui.

¿Cree que la pérdida de los 1.4 millones de córdobas de Albanisa tiene que ver con la posible renuncia de López al cargo?
Hermano no sé, pero no creo que la renuncia vaya a ser por eso porque esa cantidad de dinero es ínfima en comparación con la cantidad de fondos que se manejan en Albanisa, me parece más que podría ser por asuntos de salud, porque en realidad es bien pesado el trabajo y acordate que él estuvo mal, y hasta donde sé ahora está bien, pero no creo que sea por eso del dinero, es más estoy especulando.

El hombre orquesta del FSLN

Si algo debe decirse de Francisco López Centeno, es que tenía la habilidad de ser omnipresente en este gobierno. De tesorero del FSLN desde los años 90, poco a poco el nombre de López empezó a sonar en varios negocios del partido, luego de la familia Ortega-Murillo y después en todas partes.

Nacido el 17 de septiembre de 1950 en Santo Domingo, Chontales, López, un ingeniero eléctrico modesto y esforzado, comenzó al frente de Tecnologías Electromecánicas Sociedad Anónima (TESA), en 1992. Luego junto a su familia fundó en 1996 Tecnologías y Sistemas S.A, (Tecnosa).

Desde hace muchos años milita activamente en un grupo religioso de hombres de negocios y ha sido promotor de organizaciones contra las adicciones. Además de su cargo institucional en el FSLN, fue presidente y organizador del “Bloque de Empresarios y Profesionales Sandinistas” y dirigía una Cámara de Comercio de China, Venezuela, Rusia, Vietnam y Cuba.

Presidió el Hogar de Rehabilitación del Adicto, espacio que le ha servido para reclutar adeptos religiosos y políticos, como al ex tri-campeón mundial de boxeo Alexis Argüello, a quien lo rehabilitó en varias ocasiones y lo llevó al FSLN para convertirlo en alcalde en las polémicas elecciones de noviembre de 2008, señaladas por amplios sectores como fraudulentas.

Su lealtad a la familia Ortega–Murillo es considerada dentro del Frente Sandinista como inexpugnable, a tal grado que fue él quien dio la cara en el accidente en Carretera a Masaya, a la altura de la entrada a la Colonia Centroamérica, protagonizado supuestamente por un miembro de esa familia, que causó la muerte de dos jóvenes profesionales en diciembre de 2005.

Su primera mención pública en escándalos en esta administración fue en 2008, cuando investigaciones de EL NUEVO DIARIO demostraron que la construcción de las casas en la vieja zona de Managua estaba siendo financiada con fondos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, y que las empresas encargadas del proyecto eran TESA y Tecnosa, junto a Sinergia, del titular del Instituto de Turismo Mario Salinas.

En las investigaciones, López negó los hechos, llamó “buitres” a los periodistas de END y calificó a los medios como “carroñeros”.

Luego López empezó a aparecer en las negociaciones de compra de tierras en El Timal, en la transacción de la finca La Fundadora a Tecnosa, en Petronic, en Albanisa, en Unión Fenosa, en los negocios derivados del ALBA, y hasta en la construcción de casas veraniegas y compra-venta de alimentos para exportar a Venezuela.

Bajo el alero de Albanisa trabajaban Alba Caruna, Alba Alimentos, Alba Generación y Alba Transporte, Alba Equipos, Alba Seguridad, Alba Puertos, Alba Depósitos, Alba Eólica, Alba Forestal, Alba Tecnosa y Petro Gas, la mayoría de ellas descubiertas por este diario en octubre pasado. En cada una existe un gerente, pero el que mandaba y firmaba hasta hace unas semanas, era el inefable López.

En ocasión del 29 Aniversario de la Fuerza Aérea, en 2008, el presidente Daniel Ortega le otorgó la Medalla de Honor al Mérito en Primera Clase del Ejército de Nicaragua, que de conformidad al decreto emitido por las Fuerzas Armadas, es un reconocimiento público por fortalecer las relaciones interinstitucionales y por apoyar, desde su cargo de presidente de Petronic, las acciones del Ejército durante las emergencias provocadas por los desastres naturales de septiembre y octubre del año pasado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus