•  |
  •  |
  • END
Una mujer de estatura promedio, con unas libritas de más, se acerca a uno de los tramos del Mercado Oriental y pregunta al vendedor si tiene pastillas para adelgazar, conocidas como “Súper Tumba Grasa”. Acto seguido, el dependiente saca un frasco de cápsulas, las pone sobre el mostrador y dice: “Son 40 córdobas”.

Estas cápsulas se encuentran de venta en casi todos los tramos de medicamentos en el populoso mercado. Según los comerciantes, las mayores compradoras son las mujeres, que son las más preocupadas por su figura.

“Las compran hombres y mujeres, pero más las señoras, porque no les gusta verse gorditas”, comentó Carlos Aguilar. Al preguntar si son efectivas, encoge los hombros y responde: “Las compran bastante, deben serlo”.

Sin registro sanitario

Al revisar el frasco del “Súper Tumba Grasa”, no se observa el registro sanitario, sólo advierte que no se debe tomar en estado de embarazo y lactancia. La composición de las cápsulas apenas se logra leer; entre ellas se menciona como componentes: chumba chumbera, espino californiano y betulia, y señala que es un producto peruano.

El doctor Leonel Argüello, Presidente de la Sociedad Nicaragüense de Medicina General, comentó que todos los fármacos en el país deben contar con el registro sanitario.

“El Ministerio de Salud tiene una ley que expresa que todos los medicamentos nacionales e internacionales deben contar con su registro sanitario. Los productos naturales como éste, también son regulados por esta legislación. En este caso tiene casi todas las características del resto de medicamentos, ya que está empacado, sellado, tiene contraindicaciones, pero lo principal no lo trae”, señaló Argüello.

Productos engañosos

El galeno lamentó que la población se deje engañar por la publicidad de estos medicamentos, los cuales prometen limpiar y purificar los intestinos, desprendiendo los cúmulos de heces y grasas acumulados.

Iván Arróliga, propietario de una tienda naturista, lamentó que la mayoría de las medicinas naturistas que se venden en el Mercado Oriental, son de dudosa procedencia.

“Si uno ve la etiqueta de este producto, se observa que hasta el logo es pirateado, parece la carátula de un CD pirata. La población no sabe lo que le están vendiendo. Es cierto que los productos naturales no matan, pero hacen un daño al bolsillo al venderlos falsos”, comentó Arróliga.

Agregó que las mujeres se dejan llevar por el nombre del producto, pero no saben lo que están tomando.

“Eliminando gorduras difíciles”

El doctor Argüello afirmó que la obesidad es un problema de salud pública, ya que las personas están comiendo más, pero no se están alimentando de una manera sana. Las frutas y los jugos naturales se han reemplazados por las comidas chatarras y las gaseosas, sumando que la dieta en nuestro país tiene altos niveles de grasa.

“En Nicaragua comemos rico, pero no necesariamente de forma nutritiva, y comemos más de lo que necesitamos”, dijo el presidente de la Sociedad Nicaragüense de Medicina General.

Comentó que la clave para bajar de peso es comer menos, beber más agua y hacer ejercicio, pero no creer que una pastilla lo va a ayudar a reducir esos kilos de más.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus