•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Miles de obreros y empleados se manifestaron en los diversos países de América Latina al conmemorar el Día de los Trabajadores.

En San Salvador, más de 75.000 personas marcharon por las calles para demandar al gobierno del presidente Mauricio Funes que "cumpla con el cambio" que prometió y que no se deje "seducir" por la derecha. Otras dos marchas salieron del sector este y norte de San Salvador hasta cerrar en la céntrica plaza Gerardo Barrios, en la que se concentraron más de 100.000 personas, según fuentes sindicales.

Miles de personas participaron en una multitudinaria marcha en Honduras, las que demandaron una Asamblea Nacional Constituyente y el regreso del ex presidente Manuel Zelaya. Enarbolando llamativas mantas, la mayoría rojas y negras, y coreando consignas, los bulliciosos manifestantes salieron de la Universidad Pedagógica Nacional, al este de la capital, avanzaron por el bulevar Fuerzas Armadas y terminaron en una concentración al final del aeropuerto Toncontin, en el sur.

Según los organizadores, participaron cerca de 50.000 personas, en una movilización sin precedentes en el Día Internacional del Trabajador, convocada por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), la coalición que por meses exigió el frustrado regreso de Zelaya.  Xiomara Castro, esposa del ex mandatario derrocado el 28 de junio de 2009, fue vitoreada, cuando se sumó a la caminata en el bulevar Fuerzas Armadas.

Trabajadores guatemaltecos rechazan Ley de Arizona
Miles de trabajadores de Guatemala conmemoraron su día con una marcha durante la cual rechazaron el aumento a la energía eléctrica en el país y la ley antiinmigrante aprobada por el estado de Arizona, Estados Unidos.

Los manifestantes rechazaron además el incremento de los trabajos de exploración y explotación minera y petrolera en el país, denunciando que los mismos provocan daños "irreparables" a los ecosistemas. "No queremos más violaciones a los entornos de nuestras comunidades. Exigimos que se respeten los resultados de las consultas comunitarias que hemos realizado y que rechazan estas prácticas que van en perjuicio de nuestra madre tierra", afirmó por el lider campesino Daniel Pascual.

Por su lado, centenares de trabajadores de Costa Rica salieron a las calles de San José para protestar contra el proyecto de regular los salarios del sector público, la privatización de los puertos del Caribe y la minería.

Una marcha en rechazo a la "política neoliberal" del gobierno de Ricardo Martinelli que pretende "llevar a los trabajadores a las condiciones laborales del XIX", se llevó a cabo hoy en Panamá en la conmemoración del Día de los Trabajadores. En la marcha, que transcurrió sin incidentes, miles de personas rechazaron el aumento de los precios de la canasta básica, el alza de los impuestos al consumo y las reformas al código de trabajo, insinuadas por varios miembros del gobierno de Martinelli.

Los manifestantes también rechazaron una reciente ley que castiga con hasta dos años de cárcel a quien corte el tráfico para realizar protestas, ley que "está hecha para detener a los sindicatos y criminalizar la protesta social", mencionó Mariano Mena, dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores Organizados.

Colombianos piden promover más empleos
De igual manera, en Colombia, miles de trabajadores marcharon por varias ciudades reclamando a los candidatos presidenciales promover la creación de "más y mejores empleos y frenar la violencia contra los sindicalistas y la sociedad", señalaron organizadores de las protestas.

Decenas de desempleados de Pereira (350 km al oeste de Bogotá), una de las más afectadas por la falta de puestos de trabajo, emprendieron una caminata hacia la capital, donde pretenden la próxima semana "lograr que los candidatos a la Presidencia se comprometan a solucionar un problema crucial para Colombia", señaló el activista Jorge Correa.

Las marchas por el 1 de Mayo se registraron un día después de que el estatal Departamento de Estadística (DANE) informara que la tasa de desocupación en Colombia llegó en marzo pasado a 11,8%, unos 0,2 puntos porcentuales menos que la registrada en igual mes de 2009.

Cientos de decenas de trabajadores desfilaron en Bolivia, marchas a las que por primera vez desde su elección en 2006 no asistió el presidente Evo Morales, blanco de los ataques de los sindicatos que reclaman un incremento salarial del 25%. "En este día los trabajadores no tenemos nada que celebrar, mientras el presidente Morales se está regalando dos aviones presidenciales" expresó el radical dirigente de los profesores estatales, José Luis Alvarez, en alusión a los planes gubernamentales de adquirir dos aviones para uso del mandatario.

En Chile, la primera marcha del Día de los trabajadores desde la llegada al poder del conservador Sebastián Piñera generó disturbios, con un saldo parcial de 66 detenidos. La jornada sindical estuvo marcada por las críticas contra el ejecutivo.

Mientras tanto, en Venezuela partidarios y opositores al presidente Hugo Chávez participaban hoy en sendas manifestaciones por el primero de mayo, celebrando por un lado los logros de la revolución bolivariana y por otro exigiendo mayor democracia y respeto a los derechos de los sindicalistas.

A través de su recién estrenada cuenta en la red social Twitter, Chávez también envió un saludo a los trabajadores. "Felicidades en su día a los trabajadores y trabajadoras. Los invito al socialismo que es el Reino de la clase obrera", escribió.

En Paraguay, integrantes de centrales obreras se sumaron hoy a las celebraciones del Día del Trabajador con marchas por calles de Asunción y solicitaron al gobierno un ajuste salarial para trabajadores del sector público y privado.

La jornada de conmemoración comenzó con una misa de acción de gracias en el céntrico templo católico de Cristo Rey con participación de dirigentes y miembros de sindicatos y centrales obreras. Tras la celebración religiosa, los trabajadores realizaron una marcha hasta la sede del Ministerio de Justicia y Trabajo, donde los líderes obreros entregaron la petición de un aumento salarial del 15 por ciento al ministro Humberto Blasco.

Ecuatorianos reclaman mejores condiciones laborales
Marchas en reclamo de mejores condiciones y de apoyo al gobierno marcaron el día en Ecuador, donde el desempleo asciende al 9,1%, y el subempleo al 51,3%. Las actos se concentraron en Quito y Guayaquil, en el suroeste, donde hubo manifestaciones de miles de empleados públicos sindicalizados y militantes del movimiento Alianza País (AP), del presidente socialista Rafael Correa, quien no participó.

El desempleo en Ecuador trepó a 9,1% en el primer trimestre de 2010, tras ubicarse en 7,9% al cierre de 2009, mientras que el subempleo alcanza el 51,3% en una población económicamente activa de 4,6 millones de personas, según cifras oficiales. En los desfiles también se hicieron presentes miembros de AP, que expresaron su respaldo a Correa. Las autoridades no reportaron incidentes.

En México, miles de sindicalistas salieron a las callesde la capital para manifestarse contra la política laboral del gobierno del presidente Felipe Calderón. Las marchas transcurrieron sin incidentes destacables y sin detenidos, informó Jorge Flores, vocero de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, quien no pudo ofrecer una cifra de manifestantes.

Las organizaciones convocantes situaron entre 250.000 y 300.000 los participantes en las protestas, que confluyeron en un mitin celebrado en la central plaza del Zócalo, manifestó Fernando Amezcua, portavoz del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). El SME volvió a reclamar al gobierno que recupere los 44.000 empleos que destruyó en octubre del año pasado cuando disolvió fulminantemente la compañía eléctrica Luz y Fuerza del Centro, que abastecía a la superpoblada capital mexicana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus