12 de junio de 2010 | 19:56:00


XVII Congreso Nacional de Medicina Interna se ocupó de tema como prioridad
| END

Hígado graso causa alarma entre médicos


* El sedentarismo y padecimiento de enfermedades crónicas provocan que los nicaragüenses tengan problemas con ese órgano, según galenos
* Las personas que más corren riesgos son las obesas, diabéticas, con altos niveles de colesterol y triglicéridos, sobre todo del sexo femenino

Jasmina Escobar Sandino | País

Hígado graso causa  alarma entre médicos
Imagen
Doctor Vicente Maltez Montiel, especialista en Medicina Interna. Carlos Cortés / END


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

El sedentarismo y el padecimiento de enfermedades crónicas provocan que los nicaragüenses en algún momento de la vida tengan problemas en el hígado. En este momento alarma a la población médica la presencia de pacientes con hígado graso, afección que de no tratarse a tiempo puede provocar la muerte.

En el marco del XVII Congreso Nacional de Medicina Interna, cerca de 300 galenos de diferentes partes del país se juntaron para abordar una variedad de padecimientos que afectan de forma directa a la población en general. Sin embargo, decidieron centrar la discusión en las enfermedades que atacan directamente el hígado.

Para el doctor Vicente Maltez Montiel, especialista en Medicina Interna, el hígado es considerado el órgano de los mil metabolismos, porque da proteínas para vivir, produce elementos vitales para la sangre, entre otros beneficios, de tal manera que si éste no funciona, las personas tienen su vida amenazada.

“Las enfermedades del hígado tienen una importancia, porque la cirrosis hepática está dentro de las 10 principales causas de muerte de nuestro país y en el mundo. Como también existe la llamada esteatosis hepática no alcohólica o hígado graso, cuyo vínculo principal es el Síndrome Metabólico”, expresó el especialista.

Asimismo, explicó que este síndrome representa una mezcla de diversos factores ligados a la obesidad, presión alta, diabetes, aumento de las grasas sanguíneas y problemas relacionados con la insulina. Así como también tiene que ver con enfermedades gastrointestinales, pérdida de peso, desnutrición aguda y la automedicación.

La obesidad y el hígado

“La gente puede tener problemas en el hígado por virus, por consumo de alcohol, ahora se está viendo que en el mundo hay una epidemia de sobrepeso, entonces, en las personas obesas se puede notar que el hígado está aumentado de tamaño, por la infiltración de grasa, a pesar de que estos pacientes no consumen licor, a través del microscopio se pueden apreciar los síntomas como si fueran alcohólicos”, detalló.

Se estima que entre un 14 y 20 por ciento de los nicaragüenses en algún momento de su vida tendrán problemas de este tipo en el hígado. Las personas que más corren riesgo son las obesas, los diabéticos, los que tienen aumentado el nivel de colesterol y triglicéridos, sobre todo en el sexo femenino. Los pacientes de Síndrome Metabólico están propensos a desarrollar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

“Muchas personas que tienen el hígado crecido por el aumento de la grasa, no presentan ningún síntoma, hasta que con el paso del tiempo desencadenan una grave y mortal cirrosis hepática, de la cual sólo se puede salvar con un trasplante de hígado, que no se realiza en nuestro país, y, en el extranjero es muy costoso, anda de 100 a 150 mil dólares”, informó.

También dijo que del 50 al 75 por ciento de los afectados no tienen síntomas, unos manifiestan síntomas inespecíficos como decaimiento, dolor debajo de la costilla derecha o hipocondrio derecho, y a otros se les detecta el hígado crecido sin tener ninguna queja. Por eso, el médico insistió en que se debe hacer un chequeo general anualmente para detectar a tiempo este padecimiento.

Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en País




Lo más popular

No hay Datos


Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700