•  |
  •  |
  • END

Aproximadamente el 40 por ciento de las denuncias recepcionadas por la Policía Nacional tiene como referencia la violencia intrafamiliar, y eso preocupa a la jefa de esa institución, comisionada mayor Aminta Granera.

“Éste es un problema que trasciende el ámbito policial y debe ser trabajado o respondido por la comunidad y el Estado en su conjunto”, dijo la jefa policial, haciendo referencia a la cantidad de casos registrados donde mujeres han sido asesinadas a cuchilladas, perdido sus manos al filo del machete de sus parejas o baleadas por sus “admiradores”, en lo que va del año.


Acciones inmediatas
Indicó que en lo que compete a su institución están las Comisarías de la Mujer, aparte están creando vínculos con la comunidad y fomentando a las promotoras de la mujer.

“Tenemos una campaña permanente contra la violencia. El año pasado fue ‘Rompé el silencio’, y consideramos que esto en parte explica el incremento de las denuncias por violencia intrafamiliar, ya que las víctimas se animan a denunciar su situación. Este año estamos implementando la campaña ‘Con amor podemos construir el hogar’, la cual busca promover los valores positivos que debe haber dentro del ámbito familiar”, añadió.

Por otra parte, sobre los casos donde a los agresores son tratados con suavidad por parte del Poder Judicial, la comisionada Granera prefirió no pronunciarse, ni dar recomendaciones a otras instituciones sobre la aplicación de la justicia, sin embargo, indicó que sus preocupaciones las ha dado a conocer en las comisiones interinstitucionales donde se reúnen todos los operadores de la justicia.

“Cada uno debe poner mayor esfuerzo para resolver este problema que está afectando a las mujeres”, agregó.


PN a evaluación
Las declaraciones anteriores las brindó en un hotel capitalino, donde daba las últimas instrucciones para la preparación de la próxima reunión de la dirección de su institución, y además dijo que entre sus proyectos ha incluido acciones necesarias para combatir la violencia intrafamiliar.

La reunión es la más importante del año para la dirección de la Policía Nacional, por ser la única en la cual se reúnen aproximadamente 700 oficiales de toda la cadena de mando a distintos niveles.

“Es una reunión de trabajo para evaluar cómo hemos realizado nuestros planes y trabajos, así como el cumplimiento de las misiones durante 2007, para de esta manera trazar las directrices del presente año”, recalcó.

A la clausura de dicha reunión asistirá el presidente Daniel Ortega, quien determinará su aprobación a los planes presentados.

“Estamos ultimando los detalles para que todo esté preparado para el día miércoles a las ocho de la mañana; y tenemos la clausura hasta las seis de la tarde”, expresó Granera.