•   La Nación  |
  •  |
  •  |

El Gobierno preparó una declaratoria de emergencia por el conflicto con Nicaragua para dar sustento jurídico a obras que desarrolla en la frontera norte, con la intención de crear “una línea de defensa”.


Así pretenden las autoridades justificar la tramitación rápida de contrataciones para la construcción de caminos, de un helipuerto y de varios puentes, obras que han construido hasta ahora empresas contratadas a discreción, por “seguridad nacional”.


El decreto fue enviado el jueves por la tarde a la presidenta Laura Chinchilla, tras haber sido firmado ya por los ministros de Relaciones Exteriores, René Castro; de Ambiente, Teófilo de la Torre, y de Seguridad, José María Tijerino, quien confirmó la información.


La declaratoria de emergencia se firma casi cuatro meses después de que estalló el conflicto político entre Costa Rica y Nicaragua, por la invasión militar de ese país en la isla tica Calero, en Pococí.


Además de gestiones políticas y la demanda presentada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ, en Holanda), el Gobierno decidió construir en la frontera norte infraestructura que facilite tareas de defensa, según Tijerino.

Contratación directa
Estos trabajos se realizaban mediante contrataciones directas, como la de una maquinaria para construcción de carretera de la empresa Ronda de Mijas S.A. Se tramitó sin concurso público por “razones especiales de seguridad”, como avala el artículo 2 de la Ley de contratación administrativa.


Después de que La Nación publicó la adopción de este procedimiento, el 24 de enero, las autoridades recibieron criterios legales con base en los cuales decidieron realizar una declaratoria de emergencia, para “dar un mayor sustento a esas contrataciones”, dijo Tijerino.


El vicecanciller Carlos Roverssi aseguró que las obras no se detuvieron en estos días, pero sí avanzaron con menos velocidad. “Algunas cosas están frenadas”, declaró.


Las lluvias de los últimos días en la zona fronteriza también dificultaron el avance de las obras, según constató este medio en un recorrido efectuado este martes.
Se pudo comprobar el estado regular de los caminos en la zona cerca al punto de conflicto, en las proximidades de Delta Costa Rica. También se evidencia el inicio de trabajos para la colocación de postes para electrificación.


Las obras del helipuerto no se ven aún, ni el portón anunciado para regular las embarcaciones en el río Colorado. Sobre este cauce se construirá un puente con capacidad para cuadriciclos, que evitaría a habitantes de El Jobo tener que navegar por el Río San Juan para pasar al otro lado del suelo tico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus