21 de febrero de 2011 | 03:00:01


Con “anticipos a justificar”, el presidente del CSE abrió boquete de C$ 407 millones

I Entrega

El “método” Rivas


* Investigación de END que sólo comprende de 2004 a 2008 dan con una salida por la puerta falsa de más de U$20 millones de los fondos del Consejo
* En esta primera entrega se detalla con toda clase de pruebas cómo salía el dinero, quién ordenaba, quién ejecutaba, dónde se cobraba y cómo se transfería
* Mañana nuestros lectores conocerán de los servicios falsos, de los proveedores fantasmas, de la fábrica de facturas y otros detalles que erizan los pelos

LUIS GALEANO Y JOSÉ ADÁN SILVA | País

El “método” Rivas
Roberto Rivas
Roberto Rivas, Presidente del CSE. ARCHIVO/END


comentar

Articulos Relacionados

Amenazas de muerte a periodista de END



Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

El presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, empleó un mecanismo irregular que burló todas las normas de control gubernamental para extraer 407 millones de córdobas de las arcas de esa entidad estatal, entre los años 2004 y 2008, de acuerdo con una investigación documentada y sustentada con información testimonial y audiovisual que realizó EL NUEVO DIARIO.


Rivas Reyes, funcionario del CSE desde 1995, utilizó un mecanismo que involucró a varios funcionarios de esa institución, sobre todo del área financiera, adquisiciones y contable, para saltar las Normas de Auditoría Gubernamental, Nagun, y convertir en efectivo cheques por 407 millones de córdobas que se usaron de manera discrecional.
END tiene en su poder vídeos y grabaciones de audio que sustentan la investigación, de los cuales daremos detalles en las ediciones siguientes.


“Anticipo por justificar”

El mecanismo, de acuerdo con la documentación, se aplicó desde 2004, y fue el siguiente: Roberto Rivas Reyes ordenó a la directora Financiera del CSE, María Angélica Cano Ramírez, una de las firmas libradoras de esa institución, que se emitieran centenares de cheques a nombre del director administrativo del Poder Electoral de Las Palmas, Mauricio Fernández Mayorga, y otros a favor de su cuñado Leandro Delgado Osegueda, quien es encargado de logística del CSE.
Otra parte de los cheques fue repartida entre el jefe de Gabinete del CSE, Rodrigo Barreto y las asistentes del presidente de facto del Poder Electoral, Amanda Montiel y Bertha de la Peña, con el fin de que los hicieran efectivos y les diesen un uso discrecional.


El soporte de cada cheque emitido a nombre de esas personas fue desde entonces la figura de “Anticipo por justificar”, la cual es válida desde el punto de vista contable, pero tiene sus limitaciones de acuerdo con las Normas Técnicas de Control Interno del Sector Público que rigen el país.


Sin embargo, fue usada de manera indiscriminada por Rivas y por personal del ente electoral. De los cinco funcionarios con fondos públicos pagos a su favor, Fernández Mayorga fue quien obtuvo más, pues existen más de 2,000 cheques a su nombre, los cuales suman 404 millones 817 mil 290 córdobas con 93 centavos, entre 2004 y 2008, de acuerdo con documentos del CSE en nuestras manos.


Esta documentación también demuestra que, bajo ese mecanismo, Delgado Osegueda obtuvo 1 millón 350 mil córdobas; Montiel, 130 mil; Barreto, 131 mil 628, y De la Peña, 757 mil 700 córdobas. Los cinco mencionados aparecen registrados en el “Reporte de anticipo” del CSE de 2004. En poder de END están 29 cheques de 2004 a favor de Fernández Mayorga, Delgado, De la Peña y Montiel.


En 2005, los cheques con anticipos a justificar fueron emitidos en su mayoría a nombre de Fernández Mayorga, dos a nombre de Rodrigo Barreto, y otro directo a nombre de Roberto Rivas. El total de los documentos en nuestro poder suman más de 360 cheques en ese año.

 

Ultima

Disparo de cheques con año electoral
En 2006, año de elecciones regionales del Caribe, y Presidenciales, la cantidad de cheques a nombre del director administrativo del Poder Electoral en Las Palmas se disparó a 623, de acuerdo con documentos en nuestras manos.


En 2007, la emisión de fondos de las cuentas del CSE bajo “anticipos a justificar”, que salieron a nombre de Fernández Mayorga, bajó a 207.
En 2008, nuevamente las elecciones provocaron una variante en la emisión de cheques emitidos a nombre de Fernández Mayorga como “anticipo a justificar”, pero se trató de un aumento dramático que sumó 1,725.

 

US$21.5 millones en cuatro años
En 2004, el CSE recibió un presupuesto de 220 millones de córdobas. Los documentos indican que el primer reporte de cheques emitidos bajo esa figura, fue el 18 de mayo, cuando bajo el concepto de “anticipo a justificar Bertha”, la asistente de Rivas recibió el cheque número 20463 por la suma de 302 mil 700 córdobas, que afectó el renglón 299 del Clasificador por Objeto de Gastos del Ministerio de Hacienda, que tiene que ver con “otros servicios”.


El reporte indica también que desde el 9 de agosto de ese año, hasta el 15 de diciembre, se emitieron 18 cheques bajo el concepto de “gastos operativos de Las Palmas”, que sumaron entre todos 2 millones 162 mil 596 córdobas con 43 centavos, a nombre de Mauricio Fernández Mayorga.


Los renglones o rubros que fueron afectados, según el reporte, fueron los números 273, 299, y 396, referidos a viáticos al interior, útiles de oficina, productos sanitarios y útiles domésticos, así como los renglones 291 y 299, relacionados con atenciones sociales y  otros servicios.  


La Clasificación por Objeto del Gasto se conceptúa, según Hacienda y Contraloría, como un ordenamiento sistemático y homogéneo de bienes y servicios, transferencias y variaciones de activos y pasivos que el sector público aplica en el desarrollo de su proceso productivo.


Los mismos documentos dicen que el 6 de noviembre de 2004 se emitió el cheque número 23852, bajo el concepto de “anticipo a justificar (salió a nombre de Luz Marina) Leandro” por la suma de 750 mil córdobas, afectando el reglón 299 de otros servicios.


El 12 de noviembre se emitió el cheque número 23992  bajo el concepto de “anticipo a justificar Leandro” por la suma de 600 mil córdobas, el cual afectó el renglón 291 de atenciones sociales.


Luego de 13 días, el 25 de noviembre, del CSE salió el cheque número 20276, bajo el concepto de “anticipo a justificar Amanda”, por la suma de 130 mil córdobas, que afectó el reglón de atenciones sociales, el mismo que se había usado el 30 de octubre, cuando se giraron los cheques 23639 y 23640 por 100 mil y 150 mil córdobas como “anticipo a justificar Bertha”.  


Todo ello suma 4 millones 270 mil 296 córdobas con 43 centavos en 2004, equivalentes de 263 mil 598 dólares, al tipo de cambio de ese año.
Ese año, la Contraloría aprobó una exclusión de procedimientos al CSE hasta por la suma de 29.7 millones de córdobas, para la elaboración de boletas electorales, maletas auxiliares y gastos logísticos de los comicios municipales.

 

Rivas ordenó todo para Fernández
En 2005, el CSE obtuvo un presupuesto de 191 millones 465 mil 518 córdobas. El 11 de febrero de ese año, Roberto Rivas, confiado en que las transacciones habían sido exitosas, envió una comunicación a la directora financiera del CSE, María Angélica Cano Ramírez, orientándole que frente a la falta de transferencias de 2.5 millones de córdobas del Ministerio de Hacienda al Poder Electoral, emitiera cheques bajo la figura de anticipos a justificar hasta por la suma de 700 mil córdobas a favor de Mauricio Fernández, para pagar deudas vencidas.


El dinero se obtendría de la cuenta corriente 10012002785923 CSE / Reposición de Cédulas, que esa entidad tiene en el Banco de la Producción. “Este importe debe ser reembolsado a la cuenta antes referida, de los fondos institucionales, una vez que el Ministerio de Hacienda desembolse los 2.5 millones de córdobas, los cuales fueron reprogramados para la próxima semana”.   


Y fue así que ese mismo día, con el visto bueno de Francisco Quiñónez, Secretario General, y de otras de las firmas libradoras del CSE, Cano envió orientación a José Madriz Trujillo, Director de Tesorería del CSE, para que se emitiera el cheque 20020 a favor de Fernández Mayorga.


Pero esa operación se repitió decenas de veces entre enero y diciembre de 2005, muestra de ello es el Soporte de Pagos número 001774, emitido el 01 de septiembre de ese año a favor de Fernández Mayorga, que comprueba que se emitió el cheque número 00020756, por la suma de 200 mil córdobas, bajo el concepto de “anticipo a justificar”. Ese cheque fue autorizado por María Angélica Cano Ramírez con el visto bueno de Francisco Quiñónez.


Ese año Mauricio Fernández  Mayorga obtuvo cheques a su nombre hasta por 42 millones 488 mil 78 córdobas con 36 centavos, equivalentes de 2 millones 535 mil 88 dólares, según el tipo de cambio de la época.


Entre esos cheques de 2005 están también dos (20651 y 20652) en diciembre a nombre de Barreto que sumaron 131 mil 628 córdobas, y uno (20629) a nombre del mismo Roberto Rivas por la suma de 66 mil 828 córdobas.

 

Tabla

 

Casi C$ 80 millones en año electoral
El 2006, cuando en el país se realizaron las elecciones regionales y presidenciales, Rivas y compañía, aprovecharon para disparar el monto de cheques a nombre de Mauricio Fernández Mayorga, como anticipos a justificar, hasta por la suma de 79 millones 419 mil 983 córdobas con 64 centavos, que en dólares significaron 4 millones 449 mil 298.


Los renglones más afectados del Clasificador por Objeto de Gastos del Ministerio de Hacienda, según los documentos en nuestras manos fueron los relacionados a supuesta adquisición de productos sintéticos, productos químicos, mantenimiento reparación de transporte, llantas y neumáticos, combustibles y lubricantes, útiles de oficina, imprenta, publicidad, así como viáticos al interior y al exterior.


También se incluyeron como renglones afectados los sueldos a cargos transitorios, otros materiales y suministros, alimentos para personas, libros, revistas y periódicos, acabados textiles.

 

10 millones de un jalón
Lo impresionante es que en ese año se dieron situaciones como la ocurrida el 08 de junio, cuando por medio de 17 cheques de 470 mil 588 córdobas cada uno, se sacaron 8 millones de córdobas, más dos millones de córdobas que se sacaron a través de cuatro cheques de 500 mil córdobas.


La justificación de esos 10 millones de córdobas fue de “anticipo para gastos de movilización de cara a las elecciones nacionales”, en el caso de los 8 millones que suman los 17 cheques, y “anticipos para gastos de verificación ciudadana” en lo referido a los restantes dos millones.  


La Contraloría autorizó a los magistrados del Poder Electoral la exclusión de procedimientos para la compra de material electoral, para la realización de las elecciones en la Costa Caribe hasta por un monto de 3 millones 781 mil córdobas, y una exclusión por 57 millones 902 mil 75 córdobas, para las elecciones presidenciales donde fue electo como presidente Daniel Ortega.

 

2007 bajó, y el año del fraude rompió récord
En 2007, la cantidad de cheques a nombre de Mauricio Fernández Mayorga se disminuyó a 20 millones 746 mil 632 córdobas con 50 centavos, que traducidos en dólares sumaron 1 millón 121 mil 439.


En 2008, cuando en Nicaragua se escuchó a todo pulmón el grito de ¡fraude! en las elecciones municipales dirigidas por Roberto Rivas, de las cuentas del CSE salieron 260 millones de córdobas como anticipos a justificar a nombre de Fernández Mayorga, equivalentes de 13 millones 197 mil 969 dólares. Los rubros afectados fueron los mismos, el mecanismo fue el mismo y el beneficiado el mismo.


El único cheque que no fue a nombre de Fernández Mayorga ese año, de acuerdo con los documentos que están en nuestro poder, fue el número 020274, emitido a nombre de Leandro Delgado Osegueda, el 10 de marzo de 2008, por la suma de 192 mil 100 córdobas.


Ese año, la Contraloría aprobó una exclusión de procedimientos para adquisición de material electoral por 27 millones 540 mil 783 córdobas. Las sumas de lo erogado bajo el mecanismo de anticipos a justificar en dólares alcanza los 21 millones 567 mil 392 entre 2004 y 2008.


Contacto en Banpro
Fuentes del Consejo Supremo Electoral, CSE, muy cercanas a Roberto Rivas, informaron que luego que los cheques de esa entidad estaban en manos de Mauricio Fernández Mayorga, éste se dirigía a la sucursal del Banco de la Producción, Banpro, Portezuelo, donde los hacía efectivos a través de la gestión del vicegerente de Tesorería, Mau Shilesky Cabezas.


Luis Rivas Anduray, Gerente General de Banpro, indicó vía correo a END, que esa entidad financiera sólo paga cheques que lleven firmas debidamente registradas como las autorizadas como libradoras.


“Cuando los clientes giran cheques para ser cambiados a efectivo, cuyos montos sobrepasan los fondos operativos que mantienen las sucursales, el banco tiene un mecanismo para suplir estas necesidades extraordinarias de efectivo de las sucursales (incluyendo Portezuelo)”, indicó Rivas.


“La persona a cargo de operar dicho mecanismo, entre otras cosas, es la Vicegerencia de Tesorería, cuyo jefe es el señor Shilesky Cabezas, quien está plenamente autorizado para realizar estas transacciones”, añadió Rivas, indicando que es no es política de Banpro ni están obligados por ley a cuestionar cómo usa el cliente sus fondos una vez que los retira de las cuentas.


“En el caso del CSE, el origen de los fondos es Hacienda Pública, lo cual es monitoreado y verificado... todo ingreso o egreso en efectivo hacia y desde las cuentas de los clientes por montos mayores a los establecidos en las normas correspondientes son reportados a las autoridades de forma sistemática, conforme la Ley 285”, concluyó Rivas.

 

Experto sobre anticipos a justificar:
“Es una práctica extraña”

El ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua, Luis Corea, explicó que la figura de  anticipo por justificar,  es válida desde el punto contable, pero tiene sus limitaciones de acuerdo a las Normas Técnicas de Control Interno del Sector Público.


“Los anticipos son normales en la contabilidad, pero dentro de lo normal se vuelven excepcionales, porque se supone que se usan para asuntos no planificados, fortuitos, como un viaje fuera de Managua para el que se necesitan viáticos, una compra de granos básicos no contemplada, pero deben ser la excepción no la regla”, dijo Corea.


Recordó que en el caso de las entidades públicas existe un programa o un plan de compras anuales, así como una lista de proveedores que han sido previamente seleccionados por cumplir con las normas y garantías a favor del Estado, y que es por ello que los anticipos deben ser normados.


“Los anticipos no son para gastos enormes, sino para cosas que se pueden resolver prontamente, y su rendición de cuentas, por tanto, debe ser expedita, porque se supone son para asuntos menores”, indicó.


Al consultarle si se pueden emitir enormes cantidades de cheques bajo esa figura a nombre de una sola persona, señaló que “aunque es permitido, todo depende del rango o cargo del beneficiario, de las políticas de control interno de cada entidad, aunque si se trata de montos altos no sería normal, sería una práctica extraña, porque si vas a hacer diversas compras los cheques se hacen a nombre de los proveedores que ya están enlistados para cada entidad no a nombre de una solo funcionario”.

 

“Eso se estila”, dice vocero CSE
“Eso se estila sobre todo en los procesos electorales, donde se contrata a personal temporal para llevar adelante los procesos de cedulación, cartografía, y suplir necesidades propias de las elecciones, es decir, se trata de mecanismos contables avalados por la Contraloría, no hay nada de extraño, para eso son los anticipos a justificar”, dijo el vocero del CSE, Félix Navarrete cuando le consultamos del asunto.


“No tiene nada de malo, ni que sean tantos cheques ni tantos millones, se giran a nombre de un solo funcionario, porque se trata de alguien que está en el área administrativa, esa persona rinde cuentas y eso es lo que vale”, añadió.

 

“Hablá con Félix”, dice Mauricio, y  “Nunca recibí cheque”, afirma Leandro
Mauricio Fernández Mayorga, un viejo militante del gobernante Frente Sandinista,  se negó a hablar con EL NUEVO DIARIO de las centenares de transacciones a su nombre, y nos remitió al vocero del CSE, Félix Navarrete.


“Mire, yo le recomiendo que (hable) con Félix Navarrete que es el vocero del Consejo”, repitió telefónicamente el jueves de la semana pasada, cada vez que le preguntamos por los más de 400 millones de córdobas salidos de las arcas del CSE a su nombre como anticipo a justificar.


Don Mauricio, los cheques no están a nombre de Félix Navarrete, están a nombre suyo, por eso lo llamamos a usted.

Hable con don Félix Navarrete, por favor ¿oye? Él es el vocero.
Leandro Delgado, cuñado de Rivas, atendió a END telefónicamente el mismo jueves y negó haber firmado o recibido cualquier cheque bajo el concepto de anticipo a justificar.


“Millones difícilmente, porque yo ni en la administración trabajo, la verdad es que nunca he recibido ningún cheque”, fue lo primero que respondió cuando le consultamos del asunto.


Le podemos mostrar el cheque número 020274, del 10 de marzo de 2008, por la suma de 192 mil 100 córdobas, firmado por usted.
“Mirá, lo que yo te puedo decir es que llamés a Administración del Consejo a ver qué te dicen ellos, porque me extraña que me digás de esos cheques porque yo no he sacado, firmado ni retirado cheques, porque cualquiera puede entrar al Padrón Electoral del Consejo, copiar mi número y sacarlo, porque es fácil. A cualquier persona se le puede ocurrir hacer eso”.


¿Quiere ver el documento? Aquí está su firma…
“No te estoy diciendo, ¿cómo querés que te diga --en inglés o en francés-- que no he cambiado ningún cheque? Yo soy muy celoso en lo que firmo, hablo de Leandro Delgado, lo que hicieron los demás no puedo decir nada, es todo”.

 

Roberto Rivas Reyes:
Un veterano paradigma de la corrupción

La imagen del presidente de facto del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas Reyes, está ligada permanentemente a denuncias, actos y sospechas de corrupción desde los cargos privados y públicos ocupados desde finales de los años 80. Su nombre en el buscador de Google se suele acompañar de la palabra clave “corrupción” y “fraude electoral”.


Hay cantidad de páginas e investigaciones periodísticas, de EL NUEVO DIARIO y otros medios, que detallan los lujos y extravagancias de un funcionario público acusado y denunciado por actos de corrupción contra el Estado, en juzgados y oficinas de la Fiscalía.  


Llegó al Poder Electoral en 1995 gracias a la recomendación del cardenal Obando y Bravo al gobierno de Violeta Chamorro. En 1996, cuando ganó Arnoldo Alemán, se hizo fiel liberal y soldado rojo sin mancha.


Fue reelecto como presidente del CSE en 2005, como parte del combo de acuerdos establecidos en el pacto político entre el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).


Su período se venció en 2010, pero se aferró a un decreto presidencial e inconstitucional de Daniel Ortega, para quedarse en el cargo, pese a reclamos de diferentes sectores que lo vinculan con el escandaloso fraude electoral de 2008 a favor de su nuevo partido, el FSLN.


A Rivas Reyes lo une una relación íntima con el cardenal Miguel Obando, a quien se califica como su escudo protector ante la justicia, en una vieja relación que data de antes de los años 70. Incluso en 2002, cuando la Contraloría iba a emitir una resolución que lo mandaba a los tribunales por malversación de fondos, una reunión entre Obando y el entonces líder opositor Daniel Ortega cambió esa disposición.


Se le denuncia de poseer un yate, una isleta en Granada, casas de playa, una mansión en el kilómetro 16 y medio carretera Managua-Masaya en terrenos donados a la Iglesia Católica, una finca de 1,500 manzanas de café en Matagalpa, a la que él recurre para tratar de explicar la inexplicable fortuna de la que hace gala desde que asumió su cargo en el CSE, donde devenga un salario oficial de unos cinco mil dólares mensuales.


Una investigación de END confirmó que Rivas compró un avión privado en Miami para viajar a sus mansiones en San José, donde figuró como presidente de Chibilu del Oeste Sociedad Anónima, propietaria de una mansión en Villa Real, una de las zonas residenciales más lujosas de la capital de Costa Rica.
Gracias a su alianza con Obando y Bravo, durante el gobierno de Violeta Chamorro, Rivas Reyes consiguió que le pagaran más de un millón de dólares por la finca “La Garnacha”, en concepto de una indemnización por propiedades confiscadas a otras personas, y que nunca pertenecieron a ningún miembro de su familia.


Otro tanto ocurrió con semovientes, maquinaria agrícola, construcciones que nunca estuvieron presentes en esa finca, incluyendo como “confiscado” un burro de Kentucky que había muerto en 1958.


Su paso por la Corporación de Acción Social Arquidiocesana (Coprosa) estuvo colmada de denuncias de contrabando de vehículos de lujo y de bienes introducidos al país sin el pago de los aranceles aduaneros y a nombre de la Iglesia Católica.


En 2009, fue denunciado ante la Fiscalía por supuestos enriquecimiento ilícito, fraude, peculado, malversación de caudales públicos y defraudación aduanera por el abogado Gustavo García Prado, miembro del grupo de seguimiento de la Convención Interamericana Contra la Corrupción, de la cual Nicaragua es suscriptora.


En 2010, el diario La Nación de Costa Rica descubrió que ingresó sin pago de impuestos a ese país, por medio de su hermano Harold Rivas y de su asistente Bertha de la Peña, una flotilla de coches de marcas prestigiosas como Mercedes Benz, BMW, Porsche y otros.


Rivas ha declinado referirse a su fortuna, argumentando que eso es parte de su vida privada.

 

Mañana

* Inexistentes operaciones de compras, adquisiciones de bienes y servicios justificados con documentos falsos de Nicaragua y en el extranjero, ante proveedores fantasmas y negocios inventados
* Comerciantes sorprendidos de ver sus facturas sirviendo para el gran fraude, que podría significarles serios problemas fiscales

 


Comentar este contenido





Compartir

Otras noticias en País




Lo más popular



Lo más comentado

Paciente en cama y con futuro incierto

elnuevodiario.com.ni |

Dos versiones totalmente opuestas existen en torno a la situación que originó el estado de...

61 Comentarios

Brenes: “La Iglesia Católica ha crecido”

elnuevodiario.com.ni |

El cardenal Leopoldo Brenes se pronunció este domingo sobre los resultados del estudio del Sistema de...

26 Comentarios

Un tercio de católicos menos en la última década

elnuevodiario.com.ni |

La población católica disminuyó un tercio entre 2001 y 2014, revelan los resultados de un...

26 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700