•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pobladores del capitalino barrio Rubén Darío continúan en peligro por las afectaciones que tuvieron sus viviendas luego de las fuertes lluvias que cayeron en Managua, la semana pasada.

Las corrientes socavaron las bases de tres casas ubicadas cerca del parque Candelaria, a orillas de la zanja donde están instalando tubos para el drenaje pluvial. Oneyda Reyes, propietaria de una de esas viviendas, explicó que las corrientes derrumbaron el muro principal de su casa y se llevaron el lavadero y baño.

“Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía visitó la zona para evaluar los  daños y dar respuestas”, explicó  Gloria Medal, otra de las afectadas.

Medidas

Una casa que estaba en la esquina opuesta a la casa de doña Gloria Medal, fue demolida por fracturas en su estructura, medida tomada para resguardar la vida de las personas que vivían ahí. Según los vecinos, los moradores fueron trasladados al refugio Arlen Siu, en donde esperarán respuesta a su situación.

Los vecinos del barrio creen que más casas serán demolidas, pero ninguna autoridad emitió una versión oficial al respecto.

La respuesta provisional de la Alcaldía fue rellenar la zanja con arena y colocar  láminas de zinc donde estaban los muros de las tres casas  semidestruidas.
Las familias que se niegan a abandonar el “Rubén Darío” esperan  que la Alcaldía brinde una respuesta definitiva a sus problemas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus