•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para unas 10 mil personas de la ciudad de Managua, las gotas de lluvia no son una bendición, sino un período de zozobra por las inundaciones que provoca en la capital, esto según el último informe municipal.

La Alcaldía de Managua ha identificado 44 puntos de mayor riesgo por inundaciones, en su mayoría barrios y asentamientos, prácticamente “crucificados” por una red de drenaje que en junio las aguas superaron su capacidad en dos ocasiones.

En esto los más vulnerables son los asentamientos espontáneos, y aunque algunos que ya han alcanzado la categoría de barrio, siguen con los mismos problemas.

Según el “Censo de asentamientos urbanos de Managua”, de la organización Techo, el 44 por ciento de los 157 asentamientos del municipio de Managua están junto a un cauce, mientras el 47 por ciento se instalaron en zonas inundables, condiciones que los hacen muy vulnerables a las condiciones.

Alcantarillas obsoletas
El especialista en Medio Ambiente y Desarrollo Urbano, arquitecto Romer Altamirano Guerrero, destacó que la falta de ordenamiento urbanístico y la ocupación de tierras, que por décadas se viene arrastrando, sigue mostrando sus efectos.

“Hay cantidad de puntos de riesgo en las costas del lago que han ido desapareciendo, pero ahora están quienes se han asentado a la orilla de los cauces, que habitan zonas donde el desagüe pluvial y las alcantarillas ya no pueden canalizar la cantidad de agua que baja por ellas”, expresó el especialista.

Ver infografía

Para la máster en Medio Ambiente y Desarrollo Urbano Territorial, arquitecta Gema Morales, es oportuno que el Gobierno esté interesado en un Plan Maestro para la ciudad de Managua, pero también que estén trabajando en labores de prevención.

“Si se planifica hay que hacerlo pensando no en solucionar el problema de ahorita, sino considerando cómo será la situación en 20 años, teniendo en cuenta el problema del cambio climático”, dijo la arquitecta.

Evalúan modelos
Agregó que el Gobierno está trabajando con las universidades en busca de insumos para la creación de planes de desarrollo urbano que implementarán con el apoyo de la cooperación japonesa, del cual se crearán varios modelos que valorarán y analizarán para seleccionar el más apropiado.

“Este ordenamiento debe ir en varias vías, viendo el problema de las inundaciones, pero también la situación de vulnerabilidad sísmica”, comentó Morales, señalando que esto no significa borrón y comenzar a hacer todo nuevo, sino corregir problemas y comenzar por implementar las nuevas normas para el desarrollo futuro.

Este sábado, expertos en hidrología de Cuba junto con especialistas del Ineter y la Alcaldía de Managua recorrieron la Cuenca Sur de Managua, evaluando las verdaderas dimensiones del problema de drenaje pluvial.

José Antonio Hernández, director del Uso Racional del Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos de Cuba, declaró a medios oficialistas que es muy difícil construir proyectos que disminuyan ciento por ciento los efectos de un fenómeno (climático) tan drástico como los que se han estado presentando.

Además advirtió que esto de nada servirá en la red de drenaje si se sigue usando como vertedero de basura.

  • 145 KILÓMETROS de cauces cruzan de Sur a Norte por toda la ciudad de Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus