•  |
  •  |

Inconforme está Oneyda Reyes, quien quedó sin el frente de su casa cuando las escorrentías pluviales carcomieron las paredes de la zanja hecha por la Alcaldía de Managua para un proyecto de drenaje en el barrio Rubén Darío.

Según la queja de Reyes, el ingeniero del proyecto dijo que no le repondrán el frente de su casa, sino que solo le harán un muro y que ella busque cómo poner las verjas.

“Si no fuera por la zanja del proyecto, aquí mi casa estaría intacta. Así que ellos son responsables por los daños hechos a mi propiedad, por abrir la tierra durante el invierno", expresó Reyes.

La afectada recuerda el terror que sufrió su familia el anterior 2 de junio, cuando su vivienda y la de sus vecinos quedaron con las bases socavadas por falta de prevención en el desarrollo de la obra. En el segundo “aguaje”, el 11 de junio, las paredes de las casas se derrumbaron, amenazando con arrasar con sus habitantes.

“Aquí vino Fidel Moreno (secretario general de la Alcaldía de Managua) prometiendo que repararían los daños", alegó Reyes.

Según los encargados de la obra, ellos no tienen la orden de la municipalidad para hacer todas las reparaciones, más que el levantamiento del muro.

Gloria Elena Medal, también afectada, confesó que todavía no comienzan con las reparaciones de su casa, pero recuerda la promesa de que les repararían todos los daños.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus