•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para subsanar los problemas del drenaje de Managua se necesitará crear o ampliar 31 segmentos de cauces y construir 8 micropresas, cuyo costo oscila  entre C$40 y 65 millones cada una, según el informe de respuesta municipal ante inundaciones.

Por otra parte, se necesita renovar 40 kilómetros de cauces obsoletos, pues ya no son capaces de soportar los volúmenes de agua que recibe la ciudad.

Ante el Concejo Municipal de Managua, su secretario general, Fidel Moreno, realizó una presentación de la vulnerabilidad actualizada de la capital ante las escorrentías en invierno, y las posibles soluciones, cuyos costos y proyectos específicos podrían comenzar a materializarse en 2017.

Al menos 40 kilómetros de cauces viejos será necesario reconstruir para atenuar la problemática de la red de drenaje durante el invierno en la capital.

Prioridades
Moreno consideró que de las ocho micropresas, deberán desarrollar lo más pronto posible cinco. También dijo que es urgente revestir todas las salidas de los cauces de descarga que van al lago de Managua. Proyectos que serán a mediano y largo plazo, con enormes inversiones.

Entre las micropresas apremiantes están: el Borbollón con capacidad de 200,000 metros cúbicos; La Maravilla para 70,000 metros cúbicos, y otras en Las Américas, Hialeah y Villa Dignidad.

A lo inmediato, explicó, desarrollarán 274 proyectos para reparar los daños de las recientes lluvias y por ello el gobierno central hará una transferencia de C$110 millones, para lo cual se necesitará la segunda modificación del presupuesto municipal. Se tiene planificado que las reparaciones estén concluidas en 60 días.

Requieren planificar
Moreno explicó que posteriormente, para reducir la vulnerabilidad de la parte alta de Managua, deberán impulsar cuatro componentes: planificación urbana, obras de protección ambiental, un plan maestro de drenaje y educación ambiental.

Indicó que con la cooperación japonesa (JICA) ya se trabaja en la planificación territorial de Managua con un plan maestro de movilidad, vialidad, zonas de crecimiento y de protección. Mientras con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se trabaja en el plan maestro de drenaje, en el marco del programa de ciudades sostenibles.

Así mismo, trabajan con la cooperación noruega en medidas de protección ambiental en la subcuenca III, pues ya no se puede pensar en planeación urbana solo en Managua, sino en toda la zona metropolitana que constituyen los municipios de su alrededor, señaló.

“Se necesita repensar en la ciudad, en función de las necesidades que tenemos. Son 711 núcleos poblacionales con más de 1 millón y medio de habitantes, necesidades de transporte, están las condiciones naturales, ordenamiento jurídico e inversión pública y privada. Hay que integrar eso para ponerlo en una sola plataforma que permita planear nuestro desarrollo para los próximos 20 o 30 años”, dijo el funcionario municipal.

Consideró que en un período de 18 meses (en 2016) se podrá tener el producto final de la planificación con el JICA y con el BID. Se estima que para 2017 comenzarían a materializarse los proyectos fuertes.

Moreno señaló que en los últimos 100 años Managua fue desarrollada como una gigantesca represa atravesada por 17 cauces importantes, que son insuficientes para el volumen de agua que actualmente recibe la cuenca.

  • US$ 5 MILLONES invierte la municipalidad en la infraestructura del drenaje capitalino.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus