•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los habitantes de Unidad de Propósito y algunos de Casa Real ya no soportan el hedor que despiden las aguas negras de una tubería rota que baja por la zona Este de la capital. 

Según los habitantes del sector, el problema tiene aproximadamente dos años, cuando el tubo que atraviesa un cauce se rompió por las escorrentías del invierno.

El poblador Ricardo Medrano señaló que las aguas servidas vienen del drenaje al Este de Managua, incluyendo los desperdicios de una empresa procesadora de carne.

“A veces incluso el agua viene roja, otras espumosa. Es agua contaminada. Se ha llamado varias veces a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados para que repare ese tubo, pero nada, no vienen”, dijo Medrano,  señalando que los habitantes de la parte Este de la urbanización Casa Real se ven afectados.

ZANCUDERO  

“El problema no solo es el hedor, sino los zancudos, las moscas y la contaminación del lago. Aquí dicen que se gastan millones en una planta de tratamiento para aguas servidas, pero seguimos contaminando el lago Xolotlán y lo peor es que el costo de la planta de tratamiento te lo cobran en el recibo de agua”, indicó la señora Imelda Cuaresma.

Ella indicó que el mal olor llega hasta la iglesia Restauración Cristiana de Nicaragua, cuyos fieles  aguantan la contaminación “que nadie detiene”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus