•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Agárrate de mi cintura, porque si la corriente nos lleva, nos vamos a tomar de ese árbol y si morimos vamos a morir juntas”, asegura Ingrid González haberle dicho a su niña de cinco años de edad, cuando el agua inundaba su hogar en el residencial Ciudad San Sebastián.

Este momento de horror lo relató González a Mario Montenegro Medina, representante de la compañía Inver Capital Aransa S.A., después que un juez rechazara la acusación contra el funcionario de la urbanizadora.

Visiblemente indignada, González y otras mujeres habitantes del residencial increparon a Montenegro, exigiéndole ser indemnizadas de inmediato para poder irse a vivir a un lugar más seguro, pero el hombre únicamente les dijo: “No les tenemos ninguna respuesta definitiva”.

Montenegro explicó que propusieron a los afectados  rentar  otras casas por tres meses,  período durante el cual la urbanizadora asumirá los abonos ante las entidades bancarias, pero los afectados rechazaron la propuesta de Inver Capital Aransa S.A.

NO HAY DELITO
El juez Ernesto Rodríguez rechazó la acusación presentada por la abogada Daniela Rivera  Ulloa manifestando que las acciones atribuidas a Montenegro no constituyen delito.

“En la acusación no se individualiza la participación del acusado y los hechos imputados son atípicos, es decir, no constituyen delito”, subrayó el judicial.

Los afectados por  las inundaciones recibieron la resolución judicial con tristeza e indignación, y anunciaron nuevas acciones legales.

  • 10 familias acusaron a Mario Montenegro, representante de la urbanizadora.
  • 40 familias anunciaron ayer que enderezarán acciones legales contra la urbanizadora.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus