•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Son 80 los puntos críticos en los que la población de Managua conecta las tuberías de aguas negras a los cauces o las lanza a la calle, indicó el responsable de la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Managua, Juan Ramón Campos, quien asegura que hasta el momento han logrado reducir el problema en un 30 por ciento.

“Esto lo estamos desarrollando a través de un plan de manejo adecuado de las aguas residuales domésticas. En el caso de los negocios hemos ido a recordarles que deben cumplir con las normas ambientales establecidas para no incurrir en multas”, expresó Campos.

Contenedores comunitarios, cestos de basura en paradas, bolsos en taxis y campañas de sensibilización reducen el problema, pero no lo suficiente.

Destacó que a los barrios y asentamientos que son puntos críticos se les viene enseñando cómo deben manejar sus aguas residuales e infiltrarlas para que no contaminen y donde hay alcantarillado sanitario les conminan a conectarse.

Por su parte, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) trabaja en aproximadamente 15 barrios para hacer que las viviendas se conecten al alcantarillado.

A Tiscapa o el lago
“Hay pobladores que tienen baja la conciencia ambiental e indiscriminadamente lanzan sus desechos al cauce para que la corriente se los lleve y vienen a parar a la laguna de Tiscapa o al Lago (de Managua). Esto no solo es basura, sino también aguas residuales que son contaminantes”, indicó el funcionario, durante una jornada de limpieza de la laguna de Tiscapa.

Comentó que de Tiscapa se sacan en promedio 20 toneladas de desechos sólidos, a pesar de las obras de retención, entre ellas la micropresa de los Gauchos, el sedimentador anterior a la orilla y el sedimentador de la laguna, que reducen los sedimentos y desperdicios.

Además de la retención de sólidos, trabajan en el control de algas, la introducción de microorganismos eficientes y la sensibilización.

Este sábado la municipalidad, junto con organizaciones civiles y del Ejército de Nicaragua, realizaron una jornada de limpieza, además de mantenimiento a los filtros de la fuente de oxigenación de la laguna, importante para que el deterioro de sus aguas no continúe.

El ambientalista Kamilo Lara, del Foro Nacional de Reciclaje, dijo que este problema es repetitivo y deja mucho que desear la actitud humana. Siendo el área de influencia de la laguna, los barrios y los asentamientos desde San Isidro hasta la carretera suburbana y los barrios de la zona bajas capitalina los más afectados.

Señaló que es parte de la mala actitud de la población con respecto a sus costumbres que arrastra de antaño el lanzar basura a los cauces, pero se espera que esto se elimine con las nuevas generaciones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus