•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vecinos del barrio Francisco Meza Norte advierten  que las canchas deportivas del Recinto Universitario Carlos Fonseca Amador (Rucfa), al suroeste del mercado Oriental, se han convertido en refugio de indigentes.

Don Fernando Gadea, un hombre discapacitado que vive en el costado sureste del complejo deportivo, dijo que las autoridades universitarias, la Policía y la alcaldía deberían tomar cartas en el asunto, pues en el lugar permanecen indigentes que incluso acosan verbalmente a las mujeres que pasan por el sitio.

Asimismo, Gadea indicó que los alrededores de las canchas son utilizados como botaderos de basura y animales muertos, por lo que de nada sirve que la Alcaldía de Managua limpie periódicamente con palas mecánicas.

“Que pongan un rótulo, porque el tufo es insoportable y eso perjudica mi salud”, agregó Gadea, quien refirió que la comunidad envió una carta a la administración del recinto universitario pidiendo vigilancia para el complejo deportivo, pero solo se mantuvo un tiempo y luego los indigentes volvieron a invadir el lugar.

Por su parte Carla Vanessa Ampié, que tiene 12 años de habitar cerca de las canchas, denunció que una vez uno de los indigentes se sentó a inhalar pega en la acera  de su casa, frente a un niño, y ella lo tuvo que correr, pero el problema es que no se van de ahí, “porque la cancha es como su hogar”.

“Nosotros como vecinos pedimos que la Policía venga a sacarlos, porque le dicen vulgaridades a las mujeres que pasan, además utilizan la cancha como inodoro”, añadió la dama.  

Autoridad explica

El administrador del Rucfa, Ramfis Muñoz, reconoció que los indigentes constituyen un problema social que requiere una respuesta, porque cuando se llama a la Policía simplemente se corren y se colocan al otro extremo del lugar.

Explicó que las canchas no están abandonadas, pues la comunidad universitaria y la liga del barrio las usan diariamente por las noches, porque tienen iluminación, pero el problema ocurre durante el día, porque el alma mater no tiene capacidad para tener guardas de seguridad las 24 horas, además los indigentes han roto la malla perimetral para ingresar.

Finalmente, Muñoz dijo que “insistirán con la Policía” para que vigile, pues el personal de seguridad del Rucfa no puede enfrentar a algunas de las personas que incursionan debido a que son peligrosas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus