•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El amanecer más esperado por los devotos y promesantes de Santo Domingo de Guzmán llega hoy para inundar de alegría a la capital, donde todo está dispuesto para celebrar.

La diminuta y venerada imagen será sacada de su templo, en Las Sierritas, entre el repicar de campanas, estallidos de cohetes, morteros y gritos de sus devotos que a lo largo del recorrido de unos diez kilómetros bailan incasablemente al ritmo de alegres sones de toro.

Pero la fiesta por la visita número 130 de Minguito inició ayer en Las Sierritas, con una bulliciosa bajada que tuvo como antesala una misa a la que asistieron centenares de feligreses, que desde muy temprano abarrotaron la casa del santo.

En Las Sierritas, también se realizó el tradicional Coloquio para elegir a la india bonita de las fiestas, entre jóvenes originarias de esa comunidad y comarcas aledañas.

UNO DE LOS PROMESANTES DE SANTO DOMINGO.Mientras en Managua centenares de personas se congregaron en la rotonda Cristo Rey, el Gancho de Caminos y el mercado del barrio San Judas para participar en las velas del Palo Lucio, El Arco y El Barco, respetivamente.

En el caso del barrio San José Oriental, ayer además se realizó la celebración de las llamadas “vacas culonas”, donde también hubo una corrida de toros.

En otros puntos de la capital, asimismo se hacían los preparativos para la celebración del desfile hípico.

Júbilo

Un estallido de júbilo se produjo a eso de las 11:30  de la mañana de ayer, viernes, en la iglesia de Las Sierritas, cuando la imagen de Santo Domingo fue bajada del altar mayor para ser puesta en su peana.

Los fieles bailaban de manera incesante, levantando una gran nube de polvo del aserrín que una noche antes fue regado en el piso. En las afueras, el repicar de campanas y el estallido de fuegos artificiales encendieron el ambiente.

En los alrededores, ya están colocados los famosos chinamos con música bullanguera que transforman Las Sierritas.

Llamado de fe

El cardenal Leopoldo Brenes exhortó a los devotos de Santo Domingo de Guzmán a vivir con fe y devoción las fiestas en honor al hombre que alcanzó la santidad “anunciando la verdad de Jesucristo”.

“La procesión debe ser con devoción y orden para dar testimonio de Cristo, como lo hizo Santo Domingo que caminó y anuncio el evangelio”, subrayó el arzobispo de Managua.

Brenes también pidió a los devotos que durante los diez días que dura la fiesta recen el rosario por la salvación de las almas, tal como lo enseñó Santo Domingo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus