•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Especialistas en urbanismo y alcantarillados señalan que al menos la mitad de las aguas grises desechadas por la ciudadanía cruzan la capital a través de cauces y canaletas a cielo abierto, lo cual representa insalubridad, daños a la infraestructura vial y contaminación.

Las aguas grises son las que están contaminadas con detergentes, químicos, grasas, que resultan de la actividad domiciliar, comercial y en parte industrial, que en el caso de Managua, cuando no es depositada junto con las aguas negras, corre al aire libre.

Según datos del Censo de Asentamientos de Managua 2014, el 58.6 por ciento de asentamientos de la ciudad no están conectados al servicio de aguas negras.

Para resolver esta problemática se deben involucrar instituciones claves como la Alcaldía de Managua, Enacal, el Minsa y las organizaciones comunales”. GERALD PENTZKE, ARQUITECTO Y URBANISTA

El arquitecto y urbanista Gerald Pentzke destaca que la gran mayoría de cauces está a cielo abierto y a través ellos no solo pasan aguas pluviales en invierno, sino que perenne corren las aguas grises de las zonas que no poseen alcantarillado sanitario.

Además de la contaminación, señaló que está el daño que sufre la infraestructura vial, que anualmente representa millones de córdobas en costos de mantenimiento o rehabilitación para la municipalidad.

“Vemos cómo las aguas grises corren por las calles, principalmente en barrios, asentamientos o áreas semirrurales. Eso debilita la capa asfáltica o socava la base del adoquín”, explicó el urbanista.

Pentzke destacó que entre las soluciones está la ampliación de la red de alcantarillado sanitario o cubrir las canaletas y cauces, aunque también considera que podría funcionar una campaña educativa multisectorial entre la población que contemple la visita de inspectores y asesores para indicarle cómo dar tratamiento a las aguas grises.

“Debería crearse una comisión integrada por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, la Alcaldía de Managua y el Ministerio de Salud, para impulsar un proyecto integral  que encuentre soluciones posibles a este problema de contaminación y daños a la salud. Esto combinado con asociaciones de pobladores”, sugirió Pentzke.

FOCOS DE INFECCIÓN

Por su parte, el asesor en temas de medioambiente, Raomir Manzanares, dijo que prácticamente los cauces de Managua y canaletas no están cubiertos y eso es un fuerte contaminante.

“Transportan aguas jabonosas y su combinación con los residuos sólidos que lanza la gente, son focos de moscas y zancudos, transmisores de todo tipo de enfermedades. Así vemos cómo corren estas aguas por Villa Libertad y en la zona del propio Complejo Conchita Palacios (Ministerio de Salud)”, expresó Manzanares.

Otros puntos donde igual corren las aguas son el reparto Schick, barrio Adolfo Reyes, el Hialeah, el Milagro de Dios, Mirador La Sabana, Sol de Libertad, Las Jagüitas, el Dimitrov, Batahola Sur y el Grenada, entre una larga lista.

Manzanares comentó que la municipalidad hace esfuerzos por la mejora del drenaje y la conexión al alcantarillado sanitario, pero también la población debe educarse en el tratamiento de sus desechos, tanto sólidos como líquidos, para reducir los contaminantes en el ambiente.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus