•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre explosiones de pólvora, música y regateo de precios muchos comerciantes instalaron sus puestos de venta en las aceras de la iglesia de Santo Domingo, aunque las ganancias no fueron como esperaban, dicen que lograron vender a lo largo de los diez días que el santo estuvo de visita en la capital.

“Pues gracias a Dios hemos estado vendiendo, tal vez no como quisiéramos, pero siempre logramos algo de dinero”, comentó Cecilia Gaitán, originaria de Masaya, en cuyo puesto ofreció sombreros de paja, carretillas de madera, muñecas de trapo y juguetes de madera.

La comerciante aún no tiene claro cuánto ha ganado, pero reconoce que todos los días su mercancía tuvo demanda, especialmente vender los sombreros que valen C$120.

Comerciante de objetos religiosos, comida, pólvora, fotógrafos e inclusive loros “adivinos” se sumaron al improvisado mercado de Minguito.

Marvin López uno de los vendedores que ofertaba cohetes comentó que las ventas logradas cumplieron sus expectativas. “Ofrecemos la docena de cohetes a 120 córdobas y gracias a Dios, hemos estado vendiendo cerca de 12 docenas por día”, dijo.

Mientras que Patricia Zepeda compartió que en su pequeño puesto lo que más demanda tuvo fueron las bebidas de todo tipo.

TRADICIÓN FAMILIAR

Entre la multitud que visitó ayer a Minguito, Juana Cruz esperaba pacientemente su turno para hacer la “presentación oficial” de su tierno nieto ante la imagen del santo, cumpliendo así una tradición familiar, contó.

“Él tiene un mes de nacido, y la presentación ante el santo es algo tradicional, así ocurrió con mis hijos mayores y ahora le toca a mi nieto”, platicó Cruz.

La imagen de Santo Domingo de Guzmán, patrono de Managua, parte hoy hacia su iglesia en Las Sierritas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus