•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ingesta de licor y el porte de armas, pese a que estaba prohibido, fue lo que puso “la nota discordante” en la despedida de Santo Domingo de Guzmán, informó la Policía Nacional, que ayer brindó seguridad a los fieles devotos que acompañaron al santo en un recorrido “por su casa”, en Las Sierritas, antes de subir al altar.

El comisionado general Róger Ramírez, jefe de la Policía metropolitana, informó que los resultados del plan de aseguramiento del regreso de Santo Domingo de Guzmán a Las Sierrita de Managua fueron “satisfactorios”, porque “hasta el día de hoy (ayer) no hemos tenido hechos graves que lamentar”.

Ramírez detalló que producto de la ingesta de licor, en las últimas horas de las fiestas, hubo alteraciones al orden público, por lo que 25 personas fueron retenidas y luego liberadas, también se incautaron cuatro armas de fuego, cuyos portadores serán sujetos de sanciones administrativas.

Por su lado la Cruz Roja Nicaragüense (CRN) informó que brindaron 274 servicios el viernes, sábado y lunes 10 de agosto, entre los que destacan la atención dada a 16 personas que sufrieron quemaduras de primero, segundo y tercer grado; una que cayó al cauce de La Morita, 4 que se vieron involucradas en accidentes de tránsito y 27 que fueron heridas con armas cortopunzantes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus