•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La maquinaria para iniciar la construcción del nuevo Estadio Nacional de Beisbol fue instalada en los terrenos destinados para la obra. 

Inicialmente estarán laborando unas quince personas entre topógrafos e ingenieros supervisores, pero luego entrarán unos 600 trabajadores más, según información de las empresas constructoras.

Benjamín Lanzas, de Llansa Ingenieros, empresa miembro del consorcio que ganó la licitación del proyecto, informó que ya se contactaron con los dos sindicatos de la construcción más grandes del país para la contratación de mano de obra. Indicó que se laborará en dos turnos, repartidos entre las 6:00 de la mañana y las 11:00 de la noche.

Lanzas estima que por lo menos unas mil personas se beneficiarán con trabajos indirectos.

Obra en marcha

Durante la primera semana de trabajo se realizarán trabajos de ingeniería y posteriormente se implementará maquinaria, anunciaron las autoridades municipales y el representante del consorcio a cargo de la obra.

Estamos tomando en cuenta todas las consideraciones ingenieriles necesarias para cumplir con las normas antisísmicas y la estructura no tenga problemas si se diera un sismo fuerte”. Benjamín Lanzas,
de Llansa Ingenieros.

“Hoy nos entregaron los terrenos donde será construido el estadio y tenemos los puntos de referencia topográficos, por los próximos ocho a diez días entrarán dos cuadrillas de topógrafos a medir y dibujar donde va a estar el estadio, donde van las calles, y donde va el parqueo, entre otras cosas”, explicó el Lanzas.

“Tenemos que entregar el estadio para diciembre del 2016. Este es un reto, pero sabemos que lo vamos a cumplir con la calidad necesaria”, aseguró Lanzas.

Sobre la seguridad manifestó que dado que el estadio se construirá en una zona muy cercana a la falla sísmica de Tiscapa, han extremado las medidas y los estudios geológicos y técnicos para que los ingenieros estructurales hagan un coloso altamente seguro.

Entre las obras a realizar está la remoción de una antena de telefonía ubicada en el punto donde estará el “right field”, o jardín derecho del campo de juego.

En el caso de los árboles, la mayoría va a conservarse y para ello se asignó a un especialista de la alcaldía que, junto a otro del consorcio, identificará los árboles se deberán trasplantar. En caso de recurrir a la tala, el compromiso es que por por cada árbol cortado se sembrarán diez similares.

Estadio para 30 años

El actual Estadio Nacional de Beisbol, que está en condiciones deplorables, tuvo una vida útil de 67 años. El nuevo estadio se espera que preste condiciones óptimas durante 30 años, y dependerá del mantenimiento que tenga el que se alargue su existencia.

El director de Proyectos de la Alcaldía, ingeniero Fernando Palma, dijo que durante el desarrollo de las obras vendrán asesores de la Major League Baseball (MLB) y asesores privados para la revisión de los planos propuestos, los cuales de inmediato pasarán a concretarse.

“Se está trabajando en los diseños finales. Este proyecto es de ‘fast-track’, plano listo, diseño en ejecución, y así de forma continua”, refirió el ingeniero Palma cuando explicó que ya existe un diseño, pero al pasarlo al terreno real se deben hacer ajustes.

En el terreno de construcción incluso se instalará una planta de prefabricados, para comenzar a hacer la estructura principal, incluidas las graderías, con lo que se ahorrarán movimientos y traslados.

También contemplan ajustar la micropresa a los planos del estadio. En el caso del drenaje del estadio, se construirá una serie de pozos de infiltración para evitar anegaciones.

Otra novedad es que se ampliarán tramos de carretera para garantizar un mayor flujo vehicular, y parte de esto atravesará al Instituto Nicaragüense de Deportes. Igualmente se ampliará la pista Juan Pablo II. “A lo inmediato es conectar la Avenida Bolívar con Carretera a Masaya, que vendrá a desahogar las vías”, indicó Palma.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus