•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jessenia Fonseca López se moviliza diario en su silla de ruedas del barrio Los Martínez (en el Distrito Dos) hasta el mercado de Mayoreo, donde atiende un tramo de productos perecederos.

Todos los días usa taxi, lo que no hace por comodidad ni por ser una comerciante adinerada, sino por la discriminación que sufre en los buses.

“Cuando escuché que venían nuevos buses, equipados para personas con discapacidad, estaba muy entusiasmada, (pero) luego que comenzaron a circular, toda la alegría se vino abajo porque nunca hubo disposición por llevarnos”, contó Jessenia.

La misma situación vive Emilio Leiva Blandón, un no vidente, al que en reiteradas ocasiones los conductores de buses le han faltado el respeto por el solo hecho de abordar las unidades.

“¡Apurate! ¡Bajá rápido hombré! ¡Yo no sé para que anda sola esta gente! ¡Solo a atrasar se suben!”, son algunas de las expresiones que ha recibido Leiva de parte de los conductores, aseguró.

37 denuncias

Según Rosa Argentina Salgado, procuradora especial de las Personas con Discapacidad, en lo que va del año se han recibido 37 denuncias de violaciones a los derechos de las personas con capacidades diferentes.

Salgado aseguró que la violación más común es la falta de trato digno que debe existir por parte de los conductores de buses hacia esas personas.

Salgado expuso las denuncias a los diputados de la Asamblea Nacional, quienes realizaron una sesión especial en el parque Luis Alfonso Velásquez, en conmemoración del Día Nacional de las Personas con Discapacidad, el pasado 25 de agosto.

Las unidades comenzaron a aparecer con las rampas dañadas, controles de mandos cortados y dejaron de darles mantenimiento, optaron por cortar los sujetadores de sillas de ruedas”. José Antonio Gutiérrez, presidente de Andis.

“El tema del transporte es bastante complicado porque no hay una actitud humana por parte de los conductores, muchos no tienen sentimientos y  piensan que subir a una persona con discapacidad es un estorbo”, subrayó Salgado.

Capacitaciones

Se han brindado capacitaciones a los conductores de buses para que den un trato justo a las personas con discapacidad, sin embargo, no han logrado realizar un cambio de actitud para con las personas con capacidades diferentes, dijo por su parte Sandra Darce, presidenta  de la Federación de Mujeres con Discapacidad (Femucadi).

“Ellos siempre conducen acelerados. No se detienen a llevarnos y tenemos que usar taxis. Nuestro mayor problema ahorita es con el transporte, queremos que se haga una realidad el tener transporte accesible”, solicitó Darce.

José Antonio Gutiérrez, presidente de la Asociación Nicaragüense de Discapacidades Físicas Severas (Andis), dijo que los buses nuevos solo unos meses cumplieron con la atención a las personas con capacidades diferentes.

“Las unidades comenzaron a aparecer con las ramplas dañadas, controles de mandos cortados y dejaron de darles mantenimiento, optaron por cortar los sujetadores de sillas de ruedas”, acotó Gutiérrez.

Según él, los conductores de taxis tienen más disposición de llevarlos, pero algunos taxistas elevan la tarifa y “le cobran a la persona por la silla de ruedas que lleva consigo”.

David López, directivo nacional de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad (Feconori), dijo que el principal problema es que los conductores no brindan un trato cortés.

“Ellos lo que hacen cuando miran una persona discapacitada es pararse antes o después de la parada, para que no aborden el bus, nos tratan de mala gana, con vulgaridades y no tienen paciencia”, añadió López.

Lo que dice la Ley 763

En el Artículo 13 de la Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad (Ley 763), sobre el acceso a los medios de transporte, establece que el Ministerio de Transporte e Infraestructura y las alcaldías municipales “deben impulsar las medidas tendientes a crear condiciones de acceso a los medios de transporte terrestre, aéreo y acuático de las personas con discapacidad”.

Asimismo, el Artículo 14 de la ley señala que se debe brindar un descuento no menor del 30% sobre el valor de los pasajes de transporte interurbano, aéreo o marítimo nacional. Los descuentos a favor de las personas con discapacidad deberán ser asumidos por el sector privado en el marco de la política de responsabilidad social empresarial.

De igual forma, el Artículo 15 de la ley aclara que los conductores de buses y ayudantes, conductores de taxis y otros medios de transporte que brinden los servicios a las personas con discapacidad deben darles un trato digno y humano, ayudándoles al momento de abordar y salir de las unidades de transporte.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus