•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Soportó décadas de maltrato y ya era tiempo que la sustituyeran. Se trata de la tubería del drenaje pluvial del barrio Rubén Darío, una de las zonas del antiguo centro de Managua, donde las inundaciones son un problema.

Aquí se trabaja en toda la red de drenaje del barrio, como parte del proyecto Paseo Xolotlán, IV Etapa, donde el trabajo del encauzamiento de la corriente pluvial es prioridad para reducir las anegaciones tanto en la zona comunal como en el parque que está en desarrollo.

“Estamos cambiando toda la tubería vieja de 40 años, que era de concreto y se estaba desmoronando. Ahora tendrá tubería doble de ocho pulgadas de PVC, de mayor durabilidad”, comentó uno de los obreros, al señalar que esta es una de las áreas más viejas de la capital, y la nueva tubería se está conectando a la red recién instalada que transporta las aguas pluviales de la zona del Mercado Oriental.

Señaló que el trabajo es pesado porque si bien la tubería estaba débil, los pozos de visita que tienen que romper para hacer las conexiones están bien armados.

En aproximadamente una semana habrán terminado la instalación y esto vendrá a ayudar en la evacuación de las aguas superficiales en 38 cuadras del barrio.

Por su parte Emelina Contreras, habitante del Rubén Darío, consideró que era hora que la municipalidad se preocupara.

“Este año se inundaron las casas y esperamos que cuando terminen esto ya no padezcamos de este problema. Es terrible. Incluso baja parte de las aguas fétidas del Oriental, del barrio Santo Domingo y del 19 de Julio”, dijo Contreras.

Marcos Valdivia, otro vecino del Rubén Darío, expresó que ya han soportado bastante durante todo el año y espera que pronto se terminen
las molestias.

“Las calles desbaratadas, cortes de agua e incluso de luz cuando afectan alguna línea mientras trabajan con la maquinaria, con parte de lo que hemos aguantado”, relata Valdivia.

Por su parte, la señora Sandra Moreno, se quejó por los daños a las tuberías de agua potable y por lo que han tenido que pasar varios días sin lavar ropa.

“Andamos buscando agua, al menos para beber. Aquí la gente de la Alcaldía rompe los tubos y ni siquiera nos mandan una pipa para abastecernos de agua potable”, se quejó Moreno.

El proyecto de la IV Etapa, del Paseo Xolotlán tiene un costo de C$ 104 millones. En esta fase del  centro recreativo se instalarán réplicas de las principales iglesias y catedrales de Nicaragua.

Posterior a los trabajos de drenaje en el barrio Rubén Darío, la Alcaldía de Managua desarrollará su proyecto de rehabilitación de las calles de esta comunidad, con 343 metros lineales de recarpeteo asfáltico, a un costo de C$ 4 millones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus