•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los trabajadores por cuenta propia se han apropiado de los semáforos de la capital, con una clara opción diversificada de productos que van desde agua, frutas y adornos, hasta otros más específicos como partes de vehículos o artículos para el hogar.

Así, mientras una gran variedad de frutas se ofertan mayormente en los semáforos de Plásticos Modernos, a la orilla sur de Metrocentro se encuentran mascotas.

Los interesados en accesorios de vehículos y de celulares deben dirigirse al cruce del antiguo Hospital Militar. Pero si alguien se antoja o necesita cocos, debe acudir a los semáforos de Larreynaga, aunque también hay otro puesto en Bolonia.

Esmeralda Ruiz es una de las comerciantes de cocos de Larreynaga, donde se mueven aproximadamente 40 trabajadores, de los cuales el 90 por ciento vende esta fruta que se considera medicinal.

“Se vende bastante, entre 150 y 200 cocos diarios solo nosotros”, dijo la señora Ruiz, mencionando que le ayuda a su mamá y destaca que todos tienen una función.

“Uno le quita la cáscara, otro le saca el agua, yo los parto, alguien más lo hace en trocitos y otro los vende”, comentó la comerciante, señalando que la fruta viene de Masaya, Masatepe o Niquinohomo.

Por su parte Álvaro José Hernández García, dijo que ofrecen el coco en varias presentaciones:  “lo vendemos entero, solo la pelota, solo el agua o embolsado en trocitos, con la carne suave o más dura. Cada quien lo quiere para algo, ya sea para hacer cajeta, para comerlo o por recomendaciones medicinales”.

Bernardo Antonio García Reyes es uno de los clientes habituales y comentó que lleva los cocos a una familiar que padece de lupus, pues asegura que el agua de coco ayuda a limpiar los riñones.

En los semáforos de Plásticos Modernos, donde el fuerte son las frutas se destaca el mango en trozos, seguido por la naranja y la guayaba.

Maycol García comenta que en un buen día puede vender 80 bolsas de mango y las mejores horas de venta es temprano, desde las 9 hasta las 10 de la mañana. En este punto ellos prefieren ofrecer solo mango, naranja y guayaba porque se comercializan más rápido y el producto es menos delicado que la sandía, la piña o el melón pelados.

Otro comerciante que desde las 7:00 a.m. ofrece su producto es Enoc Moreno, quien indicó que él ha vendido de todo, pero lo que más le deja ganancias son las frutas, lo que también se comprueba en los semáforos de ENEL central, lugar donde muchos conductores buscan para desayunar frutas variadas embolsadas.

En el caso de los semáforos del antiguo Hospital Militar, lo más popular con los accesorios de vehículo, de teléfonos  y anteojos.
Byron Sequeira, vendedor de accesorios, comenta que en esta línea hay cartucheras, protectores y otros artículos para teléfonos, pero los de mayor venta son los cargadores, seguidos de los parabrisas.

Ninguno de los comerciantes dio una razón del porqué algunos puntos de venta se caracterizan por ofrecer determinado producto, sin embargo un punto en común es que la mayoría de los grupos están compuestos por familias o familiares.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus