•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al caminar por las calles que unen a la colonia Villa Progreso con el barrio Rafaela Herrera, un sector capitalino céntrico, se siente un hedor putrefacto, además hay baches en las calles y faltan señales.

En los alrededores hay hogares, está la Universidad Politécnica (Upoli), el Recinto Universitario Pedro Arauz Palacios, UNI- RUPAC y varios negocios, a cuyos propietarios les molesta la situación, porque afecta su salud y sus  bolsillos.

Los accidentes de tránsito y el embotellamiento vehicular derivado de los baches es lo que más molesta y preocupa a los habitantes del sector.  

Indira Cortez comentó que “han habido frecuentes choques, el último que recuerdo ocurrió porque un conductor quiso aventajar a otro carro y por aventajar se fue en el hoyo y chocó, ese hoyo tiene más de un mes”.

Así mismo Jeffrey Benavides, propietario de un autolavado que está en la zona, mencionó que los baches dañan los vehículos y por consiguiente afecta los bolsillos de sus propietarios.

Amortiguadores, valijeras, dirección, neumáticos y llantas son algunas de las partes que más se dañan cuando un vehículo se va a un bache.

“Trampas viales”

“La reparación de los vehículos por estas trampas en las calles puede costar entre 200 y 400 córdobas”,aseguró Obed Mairena, ingeniero mecánico.

El daño depende del tipo de vehículo, porque no tienen el mismo valor,  explicó Mairena. Por ejemplo, dijo, “la reparación de la dirección de un Yaris puede costar hasta 20 mil córdobas o las tijeras del mismo unos 6 mil córdobas, porque debes comprar toda la pieza”.

La semana pasada la Alcaldía del Distrito VII de Managua reparó un 50% del daño que hay en las vías que  unen a Villa Progreso con el barrio Rafaela Herrera, pero falta el resto.

Además los pobladores de Villa Progreso se  quejan, porque no hay orientación vial.  ”La verdad es que hacen  falta  señales,  porque, por ejemplo existe una calle  que es un  tope y  el que no conoce, vira,  retrocede y sigue, porque no hay indicaciones; creería que hay más calle para transitar, pero no”,  refirió José Peña Madrigal, habitante de la zona.

“La solución sería que las autoridades competentes coloquen rótulos con flechas y direcciones para orientar y señalar por ejemplo,  la entrada exclusiva del Recinto universitario Pedro Arauz Palacios, de la UNI”, recomendó Peña Madrigal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus