•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un taxista en estado de ebriedad no reparó que a un lado de la calle estaba una parada de buses recién construida, el conductor terminó impactándola para seguir su camino hasta que el automotor no pudo continuar la marcha.

Según los vecinos, el impacto del taxi, que dejó serios daños a la parada de buses del barrio Dinamarca, al frente de Aldeas S.O.S, ocurrió a eso de las 2 de la mañana del domingo, rompiéndole a la estructura un perlín metálico que sirve de base y un poste metálico que servía para el tendido de televisión por cable.

El vecino del barrio Dinamarca, Carlos Gutiérrez, comentó que no supo el nombre de los ocupantes del taxi, pero eran dos personas que viajaban en total estado de ebriedad.

“Solo escuchamos el ruido y salimos a ver. El taxi golpeó contra el perlín y parece que el poste metálico de la TV cable, con el golpe tensó los alambres y se trajo al suelo el otro poste de concreto, quedando en medio de la calle”, dijo Gutiérrez.

Aseguró que a pesar del tremendo golpe, el taxista siguió corriendo, aparentemente, para darse a la fuga, pero como la dirección se le había roto, terminó deteniéndose a más de una cuadra de distancia del golpe.

“El vidrio y el frente del carro quedaron arruinados, pero ni al conductor ni el pasajero les pasó nada, pero estaban bien tomados de licor. Se quedaron en el carro y terminaron durmiéndose. Luego vinieron los bomberos con una la ambulancia y los tuvieron que despertar para trasladarlos”, alega Gutiérrez.

Luego del accidente otro taxi terminó con daños, pues no se fijó en el poste de concreto en la calle e impactó arruinándole el frente del vehículo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus