•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El paso del tiempo no perdona a nadie, pero la falta de cuido de los visitantes sumado a las pocas tareas de mantenimiento empeora las condiciones de toda la infraestructura del emblemático parque Luis Alfonso Velásquez Flores, que a tres años de su inauguración muestra señales de avanzado deterioro.

En un recorrido de El Nuevo Diario por este centro recreativo, se pudo observar en la zona oeste que los cuadros esponjosos de los juegos infantiles están desgastados en sus orillas y muchos sueltos, además de basura en las esquinas.

Además se observa que todas las paredes están manchadas, algunas bancas ya muestran los efectos de la oxidación al igual que los basureros, mientras en los baños algunas llaves están averiadas y el secador de manos no funciona.

En el caso de las canchas de básquet, algunas redes de los aros están desgastadas y en el campo de futbol sala, la grama de fibra sintética está tan gastada, que ha perdido su color verde y se muestra negro. Según especialistas, la vida útil de la grama sintética es de aproximadamente diez a veinte años, lo cual depende de la calidad del producto, su adecuada instalación y el mantenimiento.

En el área de juegos mecánicos infantiles, no todos los cinturones de seguridad son utilizables, y en el trencito eléctrico algunos vagones han perdido sus cadenas de seguridad que evitan la posibilidad de que algún niño pueda caer por accidente.

En una zona que no ha sido desarrollada, ubicada en el portón este, se aprecia que el monte ha crecido y el descuido de esa área es evidente.

Las primeras etapas de este centro fueron inauguradas en julio de 2012, y hoy en día las letras de la entrada donde se lee el nombre oficial del parque están deterioradas, con muestras de sarro, además de que las mallas de protección han sido arrancadas, los muros han sido blanco de pintas de vagos.

Visitantes destruyenEl deterioro se ve desde el letrero de la entrada.

El visitante Luis Mendoza, dijo que son miles  de personas las que utilizan las instalaciones y hay mucha gente destructora, pero también considera que los daños notorios se deben a una falta de mantenimiento de las instalaciones.

“Es una lástima que esté así. Todavía está bonito, pero en poco tiempo esto estará arruinado si no se invierte más”, aseveró Mendoza, destacando que en ese parque todo es gratis.

El joven Rogelio Gutiérrez, quien aprovechaba el WiFi gratis del parque para conectar su dispositivo móvil , alegó que el mantenimiento debe ser caro, pero al menos para limpiar las paredes solo se necesita un poco de detergente y un cepillo.

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista, Walter Espinoza, señaló que uno de los grandes proyectos de la municipalidad es el parque Luis Alfonso Velásquez, y para el mantenimiento y limpieza existe personal destinado a esa labor, por tanto a tan poco tiempo de su inauguración, no debería lucir tan mal.

Fondos para cuidarlo

“El personal de mantenimiento es el primer responsable en el estado del parque, pero tal parece que no hay mucha beligerancia en sus funciones”, subrayó Espinoza, alegando que en el Plan de Inversión Anual se destinan fondos para mantenimiento. “Por otra parte hago un llamado a la población a tener la educación de cuidar lo nuestro, pues ese parque se hizo con los impuestos de los capitalinos. No hay que tirar basura fuera de los recipientes, no hay que dañar los juegos, ni las instalaciones. Este parque costó millones y hay que cuidarlo para que nos dure”, indicó Espinoza, recordando que aún falta otra etapa para concluir todo el proyecto el cual tendrá hasta un anfiteatro.

El proyecto paso a paso

La primera etapa del proyecto consistió en el cierre perimetral de 14 manzanas del parque y también en el reasentamiento de poco más de 146 familias que vivían en el área.

Posteriormente se procedió a levantar una moderna infraestructura en un área de 3 manzanas y media, con tres canchas de futbol sala, cuatro canchas de baloncesto y voleibol con recubrimiento especial para practicar deportes de alto rendimiento.

Las canchas cuentan con iluminación y graderías para reunir a unas 1,200 personas en el caso del área de baloncesto y para otras 500 en el área de futbol. El parque igualmente cuenta con un parqueo para 70 vehículos y cuatro unidades de juegos infantiles.

La tercera etapa de la obra ya está en marcha y contempla construir un estadio de beisbol infantil y la plaza Roberto Clemente. Asimismo se construirán cuatro canchas adicionales y un área para 12 juegos infantiles con capacidad para más de 800 niños.

Una cuarta etapa contemplaría un área de restaurantes, un área de juegos extremos, cinco canchas de tenis y un centro de convenciones con capacidad para siete mil espectadores.

Al concluir la cuarta etapa, el parque Luis Alfonso Velázquez Flores tendrá cuatro espacios para realizar actividades culturales, simposios y exposiciones de artesanías, entre otras.

 

80 millones de córdobas se han invertido aproximadamente en la reconstrucción del parque Luis Alfonso Velásquez Flores.

14 manzanas es el perímetro total del centro recreativo capitalino, el más grande del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus