•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Poco conocido y apartado es el parque memorial Monumento a Fallecidos de los Terremotos de 1931 y 1972, ubicado al costado oeste del edificio de la Cancillería, el que aún se desconoce si desaparecerá con la construcción de dos nuevas piscinas olímpicas, como parte de una nueva etapa del complejo deportivo Luis Alfonso Velásquez, anunciada por el Gobierno.

El concejal por el Partido Liberal Constitucionalista, Alfredo Gutiérrez, comentó que sería una lástima que se destruyera y se borrara parte de la historia de la vieja Managua.

“Ni a nosotros se nos comunica sobre planes, ni  diseños. No sabríamos decir si lo destruirán, pero no nos sorprendería, tal como hicieron con el Faro de la Paz, la Concha Acústica y la Fuente Musical, entre otros sitios de Managua”, alegó el concejal, señalando que para tal proyecto desconoce la existencia de alguna consulta ciudadana.

Gutiérrez dijo que el complejo deportivo es importante porque es un compromiso de Nicaragua como país ante la región en el campo de las competencias en diferentes disciplinas, sin embargo considera que en medio de la remodelación la comuna debería respetar y restaurar el monumento histórico.

El historiador Bayardo Cuadra también consideró que el monumento histórico debería rescatarse, como un recordatorio del evento catastrófico que marcó profundamente a la capital.

“Ahí estuvo la iglesia de San Antonio, que contenía la capilla de la Sangre de Cristo, instalada por los frailes capuchinos. Una estructura dañada que fue demolida cuatro años después del sismo, también estuvo el parque de San Antonio, además estuvo el monumento de Maestro Gabriel, que después fue trasladado al cementerio San Pedro”, rememoró Cuadra.

Tragedias en piedra

El parque memorial Monumento a los Fallecidos de los Terremotos se ubica donde estuvo la iglesia San Antonio, en el área del barrio del mismo nombre.

El monumento es de estilo clásico construido de mampostería, muros balaustrados, consta de dos plazoletas, en una de las cuales se encuentra el monumento central, con cinco figuras en la parte superior y cuatro relieves en su base.

Las figuras de la parte superior del monumento central representan a una familia que yace en el umbral de la puerta de una casa destruida por el sismo. Es de notar que los marcos de las casas fue lo único que quedó en pie de muchas viviendas afectadas.

En los relieves de la base del monumento se observa a una niña en el primero y en el segundo, dos edificios que soportaron el terremoto del 72.

En la otra parte, el segundo monumento, resalta un portal con dos atlantes que sostienen la mitad del mundo y dos placas de relieves, esculpidas en la columna del mismo.

El tercero es la reconstrucción de Managua y el cuarto es un fragmento del famoso poema “Réquiem a una Ciudad Muerta”, del periodista y poeta Pedro Rafael Gutiérrez.

Los relieves de las dos columnas junto al portal representan dos mujeres sobre una lápida, simbolizando el duelo que quedó en muchos hogares nicaragüenses.

Es de notar que los accesos de entrada fueron diseñados con un sistema de rampas, para facilitar el acceso a personas con discapacidad motora. 

  • 2 plazas pequeñas son del memorial a los fallecidos por los terremotos en Managua.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus