•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El rostro de Managua empezará a cambiar en los próximos años y los cambios serán producto de la implementación de un ambicioso Plan Maestro para el Desarrollo Urbano de la capital, que ayer fue suscrito entre representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), la Alcaldía de Managua y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

El JICA explicó en una nota de prensa que, tras la suscripción del acuerdo, desde el 2016 habrá especialistas japoneses para elaborar el Plan Maestro.

“En este estudio se establecerán direcciones elementales para diversos aspectos del desarrollo urbano del municipio de Managua, teniendo especial énfasis en dos temas de interés: el plan de uso de suelo y el plan de transporte urbano”, indica la nota. Aunque se prevé la participación de expertos japoneses en esta iniciativa, el objetivo fundamental es dotar de capacidades a los funcionarios nicaragüenses, por lo que el proyecto será ejecutado por la comuna bajo la asesoría de la cooperación nipona.

El Registro de Discusiones del convenio fue firmado por la alcaldesa de Managua, Daysi Torres; Arlette Marenco, secretaria de cooperación del Minrex e Hirohito Takata, representante del JICA.

Según el documento oficial, para la elaboración del Plan Maestro se realizarán una serie de estudios ligados al desarrollo urbano, a fin de determinar la situación actual del área metropolitana de la capital y así planificar el crecimiento ordenado, funcional, eficiente, equitativo, seguro y sostenible de la ciudad.

“El tema del transporte urbano en este proyecto está considerado no solo por su importancia y la magnitud de la tarea en el contexto de desarrollo urbano, sino también por la experiencia previa del JICA en este tema, como es la elaboración del Plan Maestro de Transporte y Vialidad de la Ciudad de Managua (Pitravis, 1999) y el Plan Nacional de Transporte (PNT, 2014)”, agrega la comunicación oficial.

LOS GRANDES RETOS

El congestionamiento de la circulación vehicular, el crecimiento urbano desordenado, la mayor cantidad de peatones en las vías, la necesidad de una vía rápida, así como la vulnerabilidad de la ciudad capital a inundaciones y terremotos, son aspectos a tratarse en el Plan Maestro de Ordenamiento Territorial.

En declaraciones a inicios de este año, el exdirector residente del JICA, Tomoyuki Oki, mencionó que los estudios son importantes para tener una idea de lo que se necesitará para el Plan Maestro, en el cual han intervenido a petición de la municipalidad desde noviembre de 2014 y destacó que el objetivo final será el de tener una ciudad más compacta.

Por su parte el arquitecto Gerald Pentzke, exdirector de Urbanismo de la municipalidad, ha manifestado en reiteradas ocasiones que entre los mayores desafíos que tiene la ciudad destaca implementar una adecuada planificación de los proyectos y hacer estudios que den una respuesta efectiva, de igual manera ha advertido que no se debe optar por resolver el problema de la vivienda urbanizando la zona sureste de Managua, tal como se ha estado haciendo en el sector de Sabana Grande, porque eso afectará a largo plazo los suelos y los pozos de infiltración que proveen de agua al municipio.

Un mejor transporte

NECESARIO. El exdirector residente del JICA, Tomoyuki Oki, consideró que sin un plan no se puede lograr el desarrollo de la ciudad, e indicó que Managua no puede expandirse más porque se necesitarán más servicios públicos en la periferia. Por eso es mejor tener una ciudad más compacta, utilizando una modalidad de transporte más económico y más accesible.

En tanto, la Dirección de Urbanismo de la municipalidad ha indicado que la idea es seguir construyendo, pero de manera ordenada y apuntar a un crecimiento vertical y no horizontal, como ha sido la costumbre.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus