•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un manjol taqueado que emana agua putrefacta y se pasea como un río desde hace más de un mes sobre la avenida principal de los barrios Milagro de Dios y Villa Canadá, en el distrito siete de Managua, ha empezado a afectar la salud de los pobladores vecinos y el estado mecánico de las unidades de transporte que circulan allí.

“Desde que hubo la primera lluvia empezó a dar problemas este manjol, se tapió con basura y tierra, y las aguas negras empezaron a salirse por encima de la tapa, y en ocasiones llegaron a salir por las tuberías de las casas”, relató Marlene Castro pobladora de la zona.

Castro quien en su hogar tiene un pequeño puesto de frutas, refirió que las condiciones insalubres están afectando la salud de los cinco niños que viven en su hogar, pues han presentado infecciones en la piel y diarreas.

“Cerca de esta zona hay también un centro de transferencia para la basura, por lo que al mezclarse con el agua pestilente se generan enfermedades y mosquitos”, dijo Castro.

REPARAN A MEDIAS

Por su parte Thelma Calero, habitante de Villa Canadá, coincidió con Castro al señalar afectaciones para la salud de los niños y personas de la tercera edad, especialmente ligadas a enfermedades de la piel, pero también mencionó que el agua de consumo podría verse afectada.

“En la zona se está ejecutando también un proyecto para instalar tuberías para agua potable, pero el agua del manjol se ha ido a parte de las zanjas que se están haciendo y eso podría mezclarse con el agua para beber”, refirió Calero.

En tanto Herminia Jerez, otra habitante, comentó que las autoridades de Enacal tienen conocimiento sobre el manjol dañado, y aunque han realizado reparaciones, estas terminan siendo superficiales, porque al poco tiempo la contaminación regresa y el manjol sigue causando daños a la vía asfaltada y a la salud.

“Y no solo es la salud la que se afecta, sino que la calle principal de acceso a los barrios también se está socavando y los baches y charcos son constantes en el camino”, se quejó Jerez.

DAÑO A BUSES

Por su parte, Fernando Quintero, presidente de la Cooperativa de transporte Milagro de Dios, que opera en la ruta 195, manifestó que al encontrarse la calle en mal estado, incide en el deterioro de las unidades de buses que operan en el sector.

“El manjol ha provocado baches y acumulación de tierra en la vía principal, eso incide en que se afecte el tren de arranque de las unidades, que se gasten más rápidamente las llantas y los amortiguadores se dañan también”, dijo Quintero.

El directivo gremial hizo un llamado para que tanto la Alcaldía de Managua como Enacal realicen un trabajo de mantenimiento conjunto en la zona, para que de esta manera se eviten afectaciones a la salud de la población de estos barrios y daños mecánicos en las unidades de buses.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus