•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una pequeña parte de la Costa Caribe ha llegado a Managua, gracias a establecimientos que recrean un poco de su ambiente, trayendo entretenimiento y buena comida para los amantes de esta variada cultura.

Actualmente existen algunos sitios inspirados en el Caribe y gran parte de ellos se encuentran ubicados en Bello Horizonte. Exactamente hay 5 establecimientos, entre discos, restaurantes y bares, pero otra parte están distribuidos por Managua, por lo que hay variedad de ofertas para todos los gustos.

Uno de los locales costeños que lleva más tiempo en Managua es Bambule. Está ubicado en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, desde hace 20 años promueve la esencia caribeña. Cuando entrás al local podés percibir el delicioso olor a mariscos, característico de la gastronomía costeña y definitivamente la decoración te transporta a otro lugar.

“La idea del Bambule surgió pensando en la comunidad costeña que vive en Managua y en los extranjeros que buscan un poco del Caribe en la ciudad. Managua  necesitaba un lugar afrocaribeño en donde las personas de la costa pudieran venir a deleitarse  con su comida, incluso, fue pensado para la gente del Pacífico que gusta del arte culinario de la Costa del Caribe”, explicó Washington Hodgson, propietario de Bambule.

En Bello Horizonte existen otros lugares que ofrecen opciones de entretenimiento para mayores de 18 años a los que les guste el ambiente caribeño y su oferta culinaria, entre ellos está Caribbean Vibes, ubicado a cuadra y media de la rotonda de Bello Horizonte, lugar que te ofrece comida, cócteles y música.

Traemos un pedacito de la Costa Caribe a Bello Horizonte”. Scarlett Archibold

Scarlett Archibold explica que la idea de un bar caribeño surgió a raíz del potencial de la zona para colocar este tipo de establecimiento, en especial un bar costeño que trajera un poco de la comida y ambiente afrocaribeño a Managua.

Negocios costeños son rentables

Muchos capitalinos escogen los establecimientos costeños por su buena música y atención, lo que vuelve rentable a estos negocios, además han adquirido la fama de tener costos razonables.

Andrés Pérez es un cliente frecuente de establecimientos caribeños y  cuenta que prefiere este tipo de lugares por la buena música, deliciosa comida y el ambiente en las noches para dar una bailadita. “En mis noches libres me gusta venir a desestresarme con la buena música y comida, pasando un rato agradable”, expresó Pérez.

Por otro lado, los precios son amigables con el bolsillo de los capitalinos, porque un platillo promedio está entre los 170 y 400 córdobas. Uno de los más pedidos en este tipo de establecimientos es el rondón, que es uno  de los más tradicionales de la oferta gastronómica caribeña,  que cuesta entre los 170 o 200 córdobas.

Asimismo, Hodgson explica que este tipo de negocio es rentable para vivir. “Yo pienso que  un negocio de este tipo es rentable, siempre y cuando el negocio se administre bien y se brinde un buen servicio, no digo que para enriquecerse, sino para sobrevivir bien”, apuntó.

Los establecimientos caribeños pueden ser la opción que buscabas, ya sea para un rato en familia, amigos o para un rato de diversión nocturna en la capital.

  • 5 establecimientos caribeños podés encontrar en Bello Horizonte.
  • 170 córdobas a 200 es el precio del rondón.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus