•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La municipalidad retomó hace tres días las labores de remodelación en la parada de transporte urbano colectivo de la Universidad Centroamericana (UCA), que había iniciado desde junio pasado, lo cual mantiene en incertidumbre a varios comerciantes y dueños de negocios que ofertan diferentes productos en ese sector.

Jazmina Vásquez lleva 11 años vendiendo caramelos en esta parada de buses y asegura que “hasta la fecha no sabemos si luego que los obreros reiniciaron labores, ahora nos vayan a reubicar”.

A pesar de ello, Vásquez siente que las remodelaciones serán positivas, “me parece que es bueno, habrá mejoría aquí en la parada, tanto para el usuario como para nosotros los vendedores”, mencionó.

Roberto García es un comerciante que se siente desorientado, pues dijo que “la Alcaldía no ha dicho nada” respecto a la situación. Además, él fue uno de los ocho comerciantes que fueron reubicados en junio, cuando se inició la construcción de la bahía.  Desde marzo pasado, el Gobierno inició con la construcción de las nuevas paradas de buses, las cuales cuentan con 4 espacios, uno de ellos destinado para que los vendedores oferten sus productos.

Por otra parte Félix González, quien ya lleva ocho años vendiendo en este sector, mencionó que anda buscando otro lugar "porque aquí no estás seguro, por eso creo que no estoy tranquilo”, consideró.

Camioneros inquietos

Otros que están inquietos ante esta situación son los camioneros vendedores de materiales de construcción que se ubican frente a esta parada de buses.

Jorge Sevilla tiene seis años vendiendo cemento en esta zona. Junto con otros camioneros. Según él ninguna autoridad municipal les ha informado nada, pero cree que es seguro que los reubiquen en otra zona que espera sea adecuada.

Según Jeffry Calero, quien ya tiene 15 años de vender pulseras y artesanías en esta área, hay un cierto desorden desde que inició la remodelación de la nueva parada en junio, pues algunos comerciantes ahora disponen de más espacio del que tenían antes y otros lo contrario.

“Mi tío trabajaba con sus tres hijos, pero ahora solo está con uno porque le redujeron el espacio de su negocio en un 50 por ciento”, relató Calero.

  • 50 vendedores entre camioneros y comerciantes, ofertan una gran variedad de productos a los transeúntes.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus