•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La falta de control del transporte selectivo, por parte del ente regulador de este sector, ha creado la proliferación de taxistas piratas e inseguridad de los usuarios, principalmente en la noche, advirtió el presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicotaxma), Reynaldo Bermúdez.

El representante de los taxistas pidió a la población tener precaución, principalmente en esta temporada de fin de año.

“Hay alegría en el sector por el movimiento de la temporada, porque se eleva el circulante con la llegada del treceavo mes de los trabajadores, pero también se alborota la delincuencia, así que hay que ser precavidos”, expresó Bermúdez.

Entre los aspectos que la población debe tomar en cuenta es que el taxi a abordar tenga todos los elementos que lo identifican como una unidad legal.

Primeramente que la placa tenga franjas rojas, una torre que lo identifique como taxi, la raya cromada bicolor en los costados del vehículo, el sello de la Alcaldía de Managua, el sello de la cooperativa a la cual pertenece el vehículo o que diga “individual”, además que el número de placa esté a ambos lados de la puerta delantera del vehículo. 

Medidas preventivas

Indicó que para garantizar seguridad es necesario fijarse en el aspecto físico del conductor, en cuanto a limpieza personal y vestimenta adecuada, además es importante anotar el número de la placa y si es de noche que el vehículo esté iluminado en su interior.

También recomienda fijarse que al abordar la unidad, su conductor no esté chateando (una táctica usada por los delincuentes), que no tome rutas diferentes a las tradicionales y que no monte repentinamente a otro pasajero.

“Si se observan actitudes sospechosas, uno debe ser enérgico y pedir al taxista que no suba a otra persona, sino preferiblemente bajarse de inmediato del taxi. Recomiendo que siempre la persona se quede a la orilla de la puerta para bajar rápido de ser necesario, y si el conductor no se detiene gritar pidiendo auxilio”, comentó el dirigente gremial. 

Explicó que en Managua laboran aproximadamente 10,000 taxis y si bien la mayoría son personas trabajadoras, la delincuencia fácilmente se puede infiltrar por falta de controles por parte del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma).

Quejas

“Luego del homicidio del cantante Enoc Zavala, asaltado en un vehículo que identificaron como taxi, en 2014, se creó una comisión compuesta por los representantes del sector, el Irtramma y la Policía Nacional, para tomar medidas. Entre estas, la capacitación y la creación de una identificación que se instalaría al frente del vehículo. Se capacitaron 6,012 personas, pagaron su respectiva identificación, pero esta nunca se entregó”, relató el presidente de Unicotaxma. 

Bermúdez aseguró que el Irtramma solo tiene presencia con una política recaudatoria, pero no para controlar quién está al frente de un taxi. Explicó que ellos hicieron un estudio sobre taxis piratas y encontraron 98 puntos donde operan, y entregaron a las autoridades hasta un mapa, pero no se hizo nada al respecto. 

Destacó que una de las formas para medir resultados son las cifras de asaltos, pero las últimas cifras obtenidas son de enero del 2015, cuando asaltaron con arma blanca a seis taxistas y a cinco con pistolas. Mientras en el caso de pasajeros, asaltaron a seis.

Ante esto, Bermúdez demandó a las autoridades correspondientes tomar acciones de cara a dar seguridad al usuario y al gremio.

Los últimos datos, revelados por las autoridades policiales, indican que en todo el 2014 se registraron 195 robos en taxis y en el 23% de ellos los ladrones usaron armas de fuego. En los asaltos restantes se usó arma blanca.

Consejos para taxistas

“Soy nochero y he sido asaltado 13 veces y tengo dos balazos en el cuerpo. Yo recomiendo al gremio no meterse a barrios peligrosos, donde no hay lugar para salir a prisa, ser precavido no montando hasta a cuatro hombres, y en caso de asalto no resistirse, pues la vez que me dispararon fue por resistirme”, expresó el taxista Mario José Hernández.

Julio César Meza Murillo dijo que él no entra a callejones y procura no andar muy noche en las calles. “Yo califico al cliente por el lugar al que va y por su forma de hablar”, comentó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus