•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una comisión interinstitucional emprende la titánica tarea de implementar medidas para evitar que se den incendios en el mercado Oriental, el más grande del país y donde acuden a diario unas 120,000 personas. Hasta la fecha, el más grande reto ha sido descongestionar las vías.

El gerente general de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), Augusto Rivera, señaló que ocurren incendios ocasionalmente, por lo que han creado y capacitado brigadas de primera respuesta. Estas brigadas están compuestas por los mismos comerciantes.

Para Martha Guevara, con 20 años en el Oriental, el recuerdo de haber perdido su tramo con toda la mercadería, es un fantasma que todavía la persigue, por lo que trata de mantener seguro su pequeño local.

La comisión interinstitucional está compuesta por Commema, los bomberos, las autoridades policiales, la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica y el Sinapred, que han coordinado acciones para evitar otro incendio de gran magnitud como el del 31 de julio de 2008.

Las recomendaciones

El comerciante Pablo Zamora, que tiene una pequeña ferretería, expresó que está consciente de las recomendaciones de los bomberos, tales como la instalación del sistema eléctrico con alambre de grosor de acuerdo con la corriente que utiliza, no sobrecargar los tomacorrientes, alejar del calor los materiales muy inflamables, entre otras.

Félix Téllez, jefe del departamento de prevención del Benemérito Cuerpo de Bomberos (BCB), dijo que ellos están coordinados con la Dirección General de Bomberos para brindar atención y recomendaciones en los mercados capitalinos.

Augusto Rivera, de Commema, destacó que los grandes problemas al momento de una emergencia en el Oriental son el gran volumen de población concentrada, las conexiones ilegales y las malas conexiones.

“Siempre hay gente que está pegada a los cables del servicio eléctrico y son conexiones inseguras. La sobrecarga de los cables puede provocar un cortocircuito, por el exceso de artefactos eléctricos conectados al tomacorriente. Ahí tienen el televisor, el radio, el abanico y la mantenedora”,  ejemplificó Rivera.

Ojo con las lucecitas

Indicó que en esta temporada a la carga eléctrica diaria se agrega la utilización de reglillas, en la que los comerciantes conectan las instalaciones de luces navideñas que exhiben para venta.

“Por una conexión ilegal ocurrió el incendio del 2008 que se tragó 10 manzanas de comercios. Desde el problema de los cortes de luz en los noventas muchos comerciantes utilizaban plantas eléctricas en sus tramos, por lo que almacenaban combustible. Así fue que rápidamente se propagó el incendio”, comentó Rivera, mencionando que otro problema es el congestionamiento de las vías, lo que dificultó el ingreso de los bomberos a la zona del siniestro.

Entre las acciones implementadas en los últimos años está la instalación de cinco sirenas en los puntos donde existe mayor cantidad de tramos. Se crearon las brigadas de primera respuestas y se cuenta con un plan contingente ante siniestros, tanto contra incendios como en caso de terremoto. Se establecieron 360 rutas de evacuación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus