•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Villa Dignidad, ubicada en el Distrito VI de Managua, corren varios riachuelos, pero no son naturales, sino de aguas negras que pasan al frente de las viviendas y tienen a la población dudando del nombre que tiene su comunidad, dadas las pésimas condiciones en que habitan.

Nohemí Ruiz Jiménez comentó que los charcos pestilentes en el barrio son comunes, por lo que también es habitual que los pobladores de este barrio padezcan de enfermedades como la malaria y el chikungunya. 

“Hemos llamado a la Alcaldía de Managua y a Enacal (Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados), para que vengan a limpiar esas tuberías. Hace poco vino Enacal, pero no hicieron buen trabajo, sacaron basura de uno de los manjoles, pero no lo hicieron bien y todavía dejaron los desperdicios a mitad de la calle”, alegó Ruiz.

Señaló que si bien las corrientes de aguas fétidas ya no son tan fuertes, siguen con el problema.

“Antes no se podía ni pasar. Ahora al menos se pueden saltar entre las piedras”, agregó Ruiz. 

Villa Dignidad, ubicada en Sabana Grande, es una comunidad creada por la municipalidad en 2011. En ella habitan familias que estaban asentadas en zonas de riesgo y que corrían peligro durante las inundaciones de 2010. Actualmente la población de la urbanización, desarrollada en varias etapas, se calcula en 17,400 habitantes, según datos de la alcaldía capitalina.

También se inunda

Roxana Sotelo también se quejó por la falta de una respuesta efectiva a la demanda de la población de Villa Dignidad y comentó que su hija de 11 años recientemente se enfermó de chikungunya.

“Aquí no solo son las aguas negras, en temporada de invierno todas las calles y las casas se inundan y la Alcaldía no viene. Estamos olvidados”, comentó Sotelo, quien habita en la tercera calle de la primera etapa.

Con cinco años de vivir en Villa Dignidad, José Antonio Ruiz Dávila, otro de los afectados, dijo que ingenieros del proyecto de prolongación de la pista Larreynaga le comentaron que con los trabajos de drenaje que están haciendo para la obra, se reducirá el problema de las inundaciones en este lugar. 

Por otra parte mencionó que las aguas negras van a parar a un arroyo natural que cruza por la zona norte de la villa, el que se está contaminando.

Los pobladores solicitaron a la municipalidad y a Enacal una respuesta efectiva a la obstrucción de las tuberías de aguas negras y la instalación de drenaje pluvial, así como la reparación de las calles del vecindario.

  • 1,200 familias habitan en Villa Dignidad.
  • 5 años tiene desde que la Alcaldía creó esta comunidad de casi 17,400 personas.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus