•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Trabajar en la cuenca sur de Managua, a través de diversa metodología que reduzca el escurrimiento de la precipitación pluvial, sin necesidad de desarrollar millonarios proyectos de retención de las aguas, fue una propuesta presentada durante la Feria Tecnológica de la Universidad Nacional de Ingeniería.

Los estudiantes de IV año de ingeniería civil Pedro Montoya y Noemí Junieth Montenegro presentaron la iniciativa denominada "Manejo integral de cuenca y urbanización sostenible en la Unidad Hidrológica IV, de la cuenca sur de Managua", con la cual calculan poder reducir las escorrentías en un 25 por ciento.

Explicaron que se trata de la zona desde la circunvalación de carretera Masaya-Managua, hacia los altos de Nindirí, los altos de Nejapa, el área baja de Cofradía, hasta llegar a Tipitapa.

"Pretendemos que a través de este proyecto se prevenga lo que ocurre en la Unidad III de la cuenca sur de Managua, que por falta de un manejo integral de la cuenca y el cambio acelerado del uso de suelo, la ciudad se inunda", indicó Montoya.

Situación agravada

Alegó que según datos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), quince años atrás el problema de las escorrentías no era grave como lo es en la actualidad.

“En la Unidad III, ya lo que compete y en lo que trabaja la alcaldía en estos momentos, es en obras para mitigar daños ocasionados por las precipitaciones pluviales. Algo que aplicando medidas de prevención se puede evitar para que también Tipitapa no sufra fuertes problemas de inundación, sino posiblemente en diez años", calculó Montoya, refiriendo que el proyecto lo impulsan con el apoyo del doctor en ingeniería sanitaria Néstor Lanzas.

El joven proyectista dijo que en la actualidad los terrenos de la Unidad IV son potreros y áreas agrícolas, principalmente, donde a través de la ingeniería preventiva propone concientizar a la población para que en los campos agrícolas se hagan surcos que captarán las aguas y darán mayor capacidad de infiltración de las aguas.

“Esto no solo ayudará a reducir las escorrentías, sino también beneficiará al acuífero de la zona", alegó Montoya, indicando que otra medida es que en potreros, donde los árboles se utilizan como señalización territorial de la propiedad, también se siembre árboles en el centro del terreno, pues la vegetación retiene las aguas pluviales, ayuda a mantener la humedad del terreno y al mismo tiempo da sombra al ganado.

“Hay diversas acciones a tomar, lo cual tiene que ver con las condiciones del terreno, la inclinación en pendientes y la vegetación", explicó, señalando que más allá de la exposición universitaria seguirán trabajando, profundizando en diversos aspectos para hacer más efectiva y sólida la propuesta.

Proyectos

El arquitecto Benjamín Rosales, director de investigación de la UNI, mencionó que este año se presentaron 72 proyectos en la Expo UNI 2015, con la intervención de 35 tutores y el trabajo de más de 200 personas de todas las carreras con propuestas de lo que hacen en su área, ya sea industria, tecnología o agropecuaria, donde el requisito era responder a una demanda o una necesidad específica.

Destacó que se impulsaron diversas áreas, desde tecnología agropecuaria y agroindustrial, ingeniería en gestión empresarial, tecnología de la información y la comunicación hasta la biotecnología del diseño, urbanismo, construcción y territorio.

Los estudiantes presentaron propuestas de ingeniería sismorresistente con una mesa simuladora de sismos, estudios de las condiciones estructurales del suelo capitalino, proyectos de bioplaguicidas --que protegerán a los cultivos sin contaminar al medioambiente-- y proyectos de alta tecnología, como un brochure que al ponerle el teléfono celular reacciona, se conecta y parece un video relacionado con el tema abordado.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus