•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tiene tres plantas: un segundo piso con balcones, la primera planta que hoy alberga ferreterías y un sótano lúgubre. Esta casa tiene más de 100 años de construida y fue testigo del terremoto que hace 43 años destruyó Managua. 

Está ubicada en El Calvario, en las entrañas del mercado Oriental. Es propiedad de Olga Orochena, quien salió ilesa del sismo ocurrido la madrugada del 23 de diciembre de 1972, cuya magnitud fue de 6.2 en la escala abierta de Richter. 

“Mi tía junto a su esposo Raúl Guillén Canales y sus hijos estaban en esta casa cuando ocurrió el inmenso jamaqueo aquel fatídico 23 de diciembre. Gracias a Dios no les pasó nada y la casa como que si no fue con ella. Las casas vecinas cayeron como cartas de naipe”, expresó Raúl Exequiel Orochena. 

Sobre rieles

El capitalino aseguró que la  estructura de la casa es fuerte y está sobre rieles, que al momento de sismos solo se mece. “De acuerdo con mi tía eso pasó en el 72, es impresionante esta construcción”, dijo. 

Agregó que la casa ha sido evaluada por las autoridades competentes, quienes supuestamente han dicho que es habitable.  “Esa casa es un símbolo de la vieja Managua, y es un punto de referencia en El Calvario. Es bueno que la familia Orochena no la venda, y que la mantenga tal como fue construida”, consideró Rafael Pérez, comerciante del sector El Calvario. 

El terremoto de 1972 provocó cerca de 10,000 muertos.

  • 100 años tiene la vivienda de la familia Orochena de haber sido construida. 
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus