•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vecinos del barrio Eduardo Contreras, antes llamado Santa Elisa, en el Distrito V de Managua, demandaron a las autoridades municipales que den seguridad a la población y  ponga vigilantes en el cementerio comunal Milagro de Dios, donde los vagos hacen de las suyas.

El joven Alfredo Mairena, quien frecuenta el parque también de nombre Eduardo Contreras, ubicado contiguo al cementerio del Reparto Schick, dijo que agradece mucho por la rehabilitación del lugar de esparcimiento público, el cual fue reinaugurado en julio de este año, sin embargo, al frente está el cementerio donde llegan los vagos a drogarse.

"El parque tiene vigilantes, pero ahí (en el cementerio) no hay. Si usted mira, el cementerio lo tenemos de frente donde vienen niños y niñas a jugar. "Los drogos" van ahí y se ponen a fumar marihuana, a consumir coca. Ya bien locos quiebran las cruces, lápidas y buscan bonche", aseguró el muchacho.

Cementerio

Uno de los vigilantes del parque afirmó que ellos cuidan su lugar, pero más allá no pueden intervenir. "El Milagro de Dios necesita que tenga alguien que cuide el punto", especificó el guarda de seguridad.

Por su parte, la vecina Maritza Lozano pidió a la municipalidad que se encargue del cementerio comunitario y cuide.  “Muy bueno lo que hicieron con el parque, que antes solo era un predio montoso cercado por una malla rota, y ahora hay canchas de beisbol, juegos infantiles, bancas y luminarias, pero al frente está el mal ejemplo de la drogadicción y la delincuencia", alegó la señora Lozano.

Lozano mencionó que de ese cementerio salió la peligrosa pandilla apodada “Los Come Muertos”, por frecuentar ese lugar, en donde destapaban los féretros en busca de objetos de valor. El apodo lo ganaron por haber arrastrado al cadáver de una persona que les caía mal. El vecindario señala que los integrantes de esa pandilla han desaparecido desde que la Policía Nacional la desarticuló en el 2000, sin embargo la delincuencia siempre visita ese punto, por la falta de vigilancia.

"La Alcaldía de Managua debería tomar ese cementerio Milagro de Dios para administrarlo y cuidarlo. Es terrible la profanación que sufren las tumbas y los vagos no dan tregua ni a los familiares de los fallecidos", comentó Lozano.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus