•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las razones sobran: vértigo, exposición a la delincuencia o simplemente falta de costumbre. En su mayoría los transeúntes prefieren exponerse a ser atropellados que subir a los puentes peatonales .

Eddy Carcache, quien por años labora con los areneros frente al puente peatonal de la Universidad Centroamericana, calcula que de cada cien personas que a diario cruzan la calle, solo unas 20 utilizan el puente.

“¿Por qué no lo utilizan? Pues es la falta de educación. Uno ve más fácil cruzar la calle en medio de los vehículos que comenzar a subir esas escaleras”, matizó Carcache.Es imprudencia cruzar la vía por el centro.

En promedio una persona fallece cada dos días tras ser atropellada, siendo la imprudencia peatonal la principal causa del accidente, según datos oficiales de la Policía de Tránsito.

Fermín Guerrero Gómez dijo que la pista de la Resistencia es de mucho cuidado por la cantidad de vehículos que transitan a gran velocidad, pero la población no usa el puente peatonal, ni busca las esquinas de las calles para cruzar.

“No hay educación vial y al menos yo no conozco ninguna campaña para peatones, para que se sepa cómo debe cruzarse la calle y dónde”, comentó Guerrero, quien agregó que se necesita que las autoridades municipales o de tránsito implementen mensajes de forma masiva.

Ojo: delincuencia

Para Marcos Pastora un problema es la delincuencia que también hace de las suyas en los puentes peatonales, como el del mercado Iván Montenegro. Otras opiniones por las cuales no se utilizan los puentes son: la suciedad que dejan los vagos y hasta vértigo.

En Managua actualmente existen aproximadamente 22 puentes peatonales y tres (el de Carretera a Masaya, del mercado Huembes y del hospital Carlos Roberto Huembes), han sido desinstalados por el deterioro de sus bases.

El arquitecto Romer Altamirano dijo que Nicaragua tiene esa grave deficiencia en educación vial, la que representa un riesgo.

Y las cebras

“Educación vial no solo es cruzar los puentes, también cruzar las calles por las cebras peatonales en las esquinas, utilizar los andenes, además de respetar los semáforos peatonales. Sin embargo, también hay elementos estructurales que inciden en el riesgo”, señaló Altamirano.  El arquitecto, quien es especialista en urbanismo, dijo que también faltan señalizaciones para los peatones y las cebras difícilmente se pueden encontrar en las esquinas. Agregó que en algunos puntos de la capital faltan andenes y no existe ni un solo puente peatonal con rampa para personas en silla de ruedas, situaciones que representan una serie de obstáculos.

“Pero de nada serviría todo eso sin que la gente se eduque. Hablo tanto de los peatones como conductores de vehículos de cuatro ruedas, motos y de bicicletas. En estos últimos hay que promover la cortesía vial y el derecho de paso del peatón, que es la prioridad”, argumentó Altamirano, quien valoró positivamente la instalación de ascensores en el puente peatonal sobre la transitada pista de Rubenia.

Situaciones de riesgo habituales entre los peatones son cruzar por la mitad de cuadra, hablar por celular o ir distraído sin mirar a ambos lados de la vía.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus