•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los niños y niñas que cargan mochilas que pesan más del 10% de su peso pueden sufrir de osteocondritis. El doctor Jairo Javier Ríos, ortopedista pediátrico, sostuvo que dos de cada 10 pacientes que examina a diario son pequeños que sufren de esta dolencia. 

“Lo recomendable es que carguen un 5% del peso del menor, como máximo un 10%”, enfatizó Ríos. Es decir, si un niño de siete años pesa 60 libras, como máximo puede cargar seis. 

La osteocondritis es la enfermedad más común a causa del exceso de carga en menores de escolaridad preescolar que tienen edades entre los tres y seis años. Esta provoca que los cartílagos de la columna se inflamen, provocando dolor.

Los pacientes que sufren esta afección se deben tratar con antinflamatorios, analgésicos y disminución de la actividad física. En el caso de un preadolescente o un adolescente, de ser necesario se someten a cirugías.

Otras enfermedades relacionadas con el exceso de peso son la lumbalgia y las deformidades angulares, en la mayoría de los casos afecta a niños más grandes, entre los 10 y 15 años.

Judith Noguera, madre de Génesis Aburto de siete años, comenta que como recompensa por las excelentes calificaciones de su hija, le permite que sea ella quien seleccione la mochila.

“La mochila la elige la niña, según el color y estilo que ella quiera, después yo evalúo si el valor está dentro de mi presupuesto y me cercioro de que sea resistente para que la pueda llevar todo el año”, contó Noguera.

La mejor elección

Las mochilas de ruedas, las maletas y los bolsos son parte de la diversidad de artículos en los que muchos niños guardan su material escolar, pero ¿cumplen todos estos con las condiciones necesarias?

A pesar de ser más económicos, los bolsos escolares provocan que el peso se sobrecargue hacia un lado de la columna, lo que puede provocarles secuelas a largo plazo. 

El doctor Ríos dijo que una buena alternativa para evitar algún tipo de daño lumbar es el uso de las mochilas con ruedas, ya que al utilizarlas se evita lesionar la columna. Sin embargo advirtió que para niños menores de seis años esta opción queda descartada debido a que ellos no cuentan con la fuerza necesaria y pueden lesionarse al arrastrar la mochila.

La mochila correcta

En principio la mochila debe ser liviana porque los materiales pesados añadirán más carga a los niños.

Deben tener correas anchas acolchonadas, porque las delgadas tienden a causar dolor en los hombros. Las correas anchas brindan un mejor equilibrio por lo que es necesario usar ambas y no solo una.

Es preciso también que tengan múltiples compartimentos porque al tener diferentes espacios para depositar los útiles, ayudan a distribuir el peso.

Los padres deben “revisar el cronograma para que el niño o niña lleve únicamente los útiles escolares que va a necesitar en su día de clases. Es la mejor forma para no sobrecargarlos”, recomendó Ríos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus