•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de que los precios de los hidrocarburos se han reducido en los últimos meses, el sector de transporte selectivo no prevé disminuir el costo de su servicio, según fuentes de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicootaxi). 

Reynaldo Bermúdez, miembro de la directiva de esta federación, indicó que existen otros factores a tomar en cuenta para definir el precio de la carrera. 

Además de la compra del hidrocarburo, el taxista debe incluir entre sus costos de operación la depreciación de la llanta, el lavado, el consumo de aceite, entre otros. 

Ante las quejas de los usuarios y la demanda de una baja del servicio, el representante de Fenicootaxi explicó que la solución más viable para este problema es el uso del taxímetro, tal y como está establecido en la Ley General de Transporte Terrestre (Ley 524).

El reglamento de dicha ley manda en su artículo 99 que “la tarifa será establecida a través de un taxímetro, o en su ausencia por un contrato verbal entre el taxista y el usuario”. 

En 2012 el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma) presentó dentro de su plan de trabajo los primeros esfuerzos para la implementación del taxímetro. Sin embargo, a la fecha, según Bermúdez, las autoridades no han desarrollado ningún plan, ni se han reunido en los últimos meses con representantes del sector para abordar este tema.

Por su parte Marvin Pomares, director del Instituto Nicaragüense de Defensa al Consumidor (Indec), expresó que es necesario que se revisen los mecanismos y cobros de este servicio. 

“Creemos que con la baja de los combustibles que ya es de alrededor del 32%, la tarifa debería bajar. Y la realidad no es así. Es cierto que no existe una tarifa porque eso desapareció, pero no quiere decir que vayan a estar sangrando a la gente con esos cobros”, indicó Pomares. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus