•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada mañana Cristian de Jesús González Martínez, de 26 años, asiste a su puesto de trabajo en el mercado capitalino Roberto Huembes. Él trabaja como supervisor de los vigilantes privados conocidos como “Los Chocoyos”, que visten de verde y garantizan la seguridad en este populoso centro de compras.

Desde hace algún tiempo él ha escuchado a los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que instan a los comerciantes a tomar un seguro facultativo que les garantice a largo plazo una pensión de vejez. 

“Nuestra brigada integrada por doce vigilantes se afiliará al Seguro Social. Eso es una gran cosa, porque la mayoría somos jóvenes y si Dios quiere podremos acumular las 750 semanas requeridas para gozar de una jubilación”, dijo el celador.

En todos los mercados

En toldos ubicados en el Gancho de Caminos, El Novillo y El Calvario, en el mercado Oriental, personal del INSS atiende de 7:00 de la mañana a 1:00 de la tarde tres veces por semana a comerciantes y otras personas que deseen afiliarse. 

Lester Mora, de 36 años y comerciante de calzado del Oriental, aseguró que se inscribirá para gozar de una pensión cuando cumpla 60 años de edad. 

“Me acercaré al toldo del INSS para conocer los requisitos de la afiliación y los beneficios. Cotizar es muy importante y creo que llevaré a mis cuatro empleados para que también se afilien”, refirió Mora. 

Dijo que su esposa, también de oficio comerciante, tomó un seguro facultativo y por eso está entusiasmado. 

A diario, en promedio, se afilian 25 personas en el Oriental.  

  • Jóvenes que trabajan en los mercados están más anuentes a afiliarse al Seguro Social para lograr una jubilación. 

Un funcionario del INSS que reservó su identidad expresó que en el Oriental hay cientos de comerciantes con muchos años de vender, quienes cumplirán su edad de jubilación y no gozarán de una pensión de vejez. 

Precisó que esas personas pueden tomar un seguro facultativo, con el que pagan una cuota mensual de C$18.25. Con esto podrán recibir una jubilación mínima de C$5,400 si cumplen con las semanas requeridas. 

Personal del INSS afilia también a empleadas domésticas, zapateros, dueños de salones de belleza, farmacias, pulperías, tramos, conductores, entre otros. 

La afiliación es gratuita, al igual que la entrega del carné de asegurado, que es exigido en las clínicas médicas previsionales para la atención o para extender subsidios. 

El personal de la dirección de afiliación del INSS también informa a los afiliados el total de semanas cotizadas que tienen. 

Delegación

En la antigua azucarera funciona de forma permanente una delegación del INSS para atender a los asegurados del mercado Oriental y pagar a los pensionados. 

  • 25 personas en promedio se afilian diario en el Oriental. 

“También informamos a los asegurados acerca de sus beneficios y la hemos fortalecido con mayor personal”, afirmó un funcionario del INSS. 

Hasta febrero de 2015, el INSS reportó 743,822 asegurados. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus