•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para Marcelo Vaca, habitante de Sabana Grande, es un dolor de cabeza ir a trabajar, pues está obligado a pasar por el tramo Cuatro Esquinas-Country Club, donde los trabajos para el mejoramiento vial de la ruta alterna de carretera a Masaya están suspendidos.

Según los vecinos del sector, la maquinaria y los obreros tienen aproximadamente un mes de haberse retirado del sector.

Marcelo Vaca comentó que para él es un punto obligatorio de pase para ir a trabajar y, al igual que otros ciudadanos, tiene dificultades para el paso porque dejaron la carretera solo con un carril terminado en una de las vías, mientras en la otra vía únicamente removieron la tierra.

“Cuando todavía estaban los trabajadores, les pregunté por qué iban tan lento y ellos me dijeron que la alcaldía les había atrasado el material. Ahora desaparecieron”, alegó Vaca.

Los trabajos en el sector fueron suspendidos hace un mes y seis calles permanecen cerradas por la falta de continuidad. Pobladores esperan que la alcaldía les dé pronta respuesta.

Argentina Altamirano, que habita en las cercanías de las Cuatro Esquinas de Las Jagüitas, señala que los trabajos que realizan obreros de la Alcaldía de Managua son de drenaje, pero la empresa que ejecuta la obra de la carretera tiene casi un mes de no llegar.

En consulta con representantes de la municipalidad en el terreno, señalaron que las obras próximamente se reanudarían, mientras tanto hacían mediciones topográficas.

Para Ramiro Trejos, el problema no es solo de la vía alterna sino también del proyecto de ampliación de calle que desarrollan en la parte este de Sabana Grande, comenzando desde la entrada a la vía que da a Ciudad Belén, hasta el cementerio.

Mototaxis

“La empresa que trabajaba aquí era la misma que estaba en las Cuatro Esquinas. Nos dejaron con el trabajo a medias, con el acceso principal de la calle cerrado. Aquí tuvieron varios problemas por falta de pago y se pusieron en huelga como dos o tres veces. También el proyecto se paró porque no había fondos para indemnizar a los propietarios de los terrenos que serían afectados”, expresó Trejos, señalando que se supone que estos proyectos que afectan propiedades deben tener fondos para indemnizar.

Los trabajos en “pausa” a lo interno de Sabana Grande tienen cerradas seis calles. Otros que se quejan son los miembros de Cooperativa de Mototaxi Sabana Grande, quienes ven su trabajo impedido por la falta de accesibilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus