•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Expertos en urbanismo consideran que para organizar y transformar Managua no solo se requiere de planes para el mejoramiento estructural, sino también de respeto a las normas y reglamentos establecidos. Lo anterior es algo de doble vía: la población debe acatar los procedimientos y las autoridades hacerlas cumplir.

El arquitecto Romer Altamirano, especialista en urbanismo, identificó como uno de los principales problemas de la ciudad el crecimiento descontrolado y el incumplimiento a las normas de construcción. Asimismo la saturación de las calles aledañas a los mercados, especialmente al Oriental.

“Hay que educar y concientizar a la población. Las autoridades no pueden flexibilizar el control de suelo”, señaló Altamirano, quien elogió el interés de la Alcaldía de Managua por trabajar con la cooperación japonesa y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el proyecto de Plan Maestro para el Desarrollo Urbano del municipio de Managua.

“Se debe hacer ver a la población que los costos para hacer una casa con las medidas especificadas en la cartilla de la construcción no son un gasto, sino una inversión. Vivimos bajo fallas sísmicas y un terremoto puede botar una casa mal construida, o una mala instalación del servicio eléctrico puede incendiar tu vivienda”, sugirió.

Adaptar

Así mismo, Altamirano recomendó a la municipalidad actualizar el Plan Regulador de Managua y adaptarlo a la nueva realidad de la capital, que se ha expandido sin respetar sus límites urbanísticos y de uso de suelo.

Es de considerar que el Plan Regulador fue aprobado en 1973. En el se establecen los límites urbanizados de la capital. En 1982 se estableció el Plan Regulador del municipio de Managua para el desarrollo urbanístico en áreas seguras.

El especialista en ingeniería de tránsito, David Gaitán Fuentes, destacó que las calles están saturadas por vehículos parqueados a las orillas en puntos no autorizados. A esto se agrega que los buseros del transporte colectivo no respetan el parqueo en las bahías, faltan vías marginales en las principales pistas, faltan señales de tránsito y parqueos.

Gaitán Fuentes indicó que las autoridades hacen esfuerzos para ejercer un control, no obstante hay algunos servidores públicos  que no son demasiados flexibles.

A lo anterior se agrega el problema de las inundaciones que tiene que ver el uso agrícola descontrolado de los suelos de la cuenca sur de Managua y el lanzamiento de basura en los cauces.

“Eso tiene que acabar, si no continuaremos con los mismos problemas de siempre”, especificó el ingeniero Gaitán, indicando que los planes de ordenamiento no serán efectivos si las autoridades no ejercen un control apegado a las normativas.

El Plan se realizará con asesoría de especialistas japoneses y  permitirá al municipio de Managua un crecimiento funcional, eficiente, equitativo, seguro y sostenible.

Se desarrollará durante los próximos 25 años y su elaboración costará US$4 millones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus