•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con vigilias, caminatas y fogatas la Organización Scouts de Nicaragua conmemoró ayer el natalicio del fundador de los scouts a nivel internacional Baden Powell. Durante la semana se tiene previsto realizar diferentes actividades para promover el servicio social en los jóvenes.

La Organización Scouts de Nicaragua tiene presencia en Managua, León, Masaya, Jinotepe, Estelí, Matagalpa, La Trinidad, entre otros municipios. Actualmente existen 250 dirigentes en todo el país y más de 2,000 personas inscritas, con rangos de edades que van desde los 7 años hasta los 21 años. 

Jorge Katín, presidente de la Organización Scouts de Nicaragua, informó que durante la semana se van a realizar varias actividades, entre las que destacan la del Día del Uniforme, que consiste en que cada miembro debe de llevar su uniforme a la escuela o trabajo. También realizarán el Día de la Buena Acción, “en el que deberán hacer una buena obra a alguien sin esperar nada a cambio”. El último día cada miembro realizará una promesa.

Padres apoyan a sus hijos

Algunos padres de familia que en su infancia fueron scouts apoyan a sus hijos para que estos experimenten nuevas actividades.

Papás scouts

Carlos Cano tiene 26 años de ser scout y es responsable de un grupo de niños llamados Los novatitos. Actualmente su esposa y sus tres hijos son parte de la organización.

“Esto es algo que nace del corazón, es necesario que vengan, que aprendan a incursionar, porque una vez que lo experimenten les va a gustar. Es una travesía superlindísima”, refirió.

Daniela Sánchez, habitante de León, expresó que su hermano mayor participaba en las actividades de los scouts, y esto la motivó para inscribir a su hija en la organización. Aseguró que los cambios que ha visto en su hija son positivos.

“Desde que está en los scouts ha tenido cambios positivos, ahora tiene mayor desenvolvimiento, se ha vuelto una niña independiente y ordenada”. 

Disciplina

Entre las principales metas de los scouts está la de enseñar a los niños y adolescentes a respetar a las personas, tener conocimientos básicos de supervivencia, ayudar a los demás y aprender a ser ordenados.

Carlos Romero tiene 10 años y un mes de ser miembro de los scouts. Dijo que “los dirigentes me enseñan a no pelear con mis compañeros, a ser ordenado y a compartir con todos, pero lo que más me gusta es jugar y aprender a hacer nudos”.

Los miembros de la organización scouts de Nicaragua, se reúnen todos los fines de semana en los lugares donde los participantes puedan asistir sin ningún inconveniente. Estos están organizados por barrios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus