•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Roberto Pérez llega cada día a las siete de la mañana a su puesto de trabajo en el mercado Oriental, el más grande del país, al que acuden en promedio 120,000 compradores a diario. Pérez es supervisor de los vigilantes Los Halcones y sabe por dónde se está seguro y dónde no en este populoso centro de compras. 

Según él, a quien usualmente se le encuentra en el sector de los galerones, en esta zona ocurren entre seis y siete robos por semana. Hay una disminución, si se toma en cuenta que el año pasado ocurrían hasta 12 atracos, asegura él.

En esta zona se pudo disminuir la delincuencia casi por absoluto, sin embargo en otros sectores, como El Novillo y la parada de la ruta 113, todavía son conocidos por ser puntos rojos.

Te interesa: Mamás trabajando en mercados, niños educados en CDI

El Oriental tiene alrededor de 20,000 tramos y hay 60,000 personas en labor de comercio. El Novillo está ubicado junto al barrio 19 de Julio. Se caracteriza porque hay muchos callejones, adonde los ladrones se escabullen con mucha facilidad. 

Mientras que en la parada de la ruta 113, ubicada de donde fue la mansión Luis Somoza una cuadra y media al Sur, se aglomeran muchos pobladores, situación que aprovechan los delincuentes. 

  • Por tener escasa seguridad, el sector cercano a El Calvario, donde venden repuestos de carros, es uno de los más inseguros. 

Lesbia Rugama es comerciante y jefa de sector de los vigilantes voluntarios Los Halcones, en el Gancho de Caminos. En sus palabras, la zona del Mercado Negro, por El Calvario, es “chiva” debido a que es la parte más alejada y con menos presencia de policías y vigilantes.    

“Lo más común son el robo de cadenas y celulares, además, este lugar está más cerca de los barrios de la Carretera Norte”, alegó. 

Este sitio es uno de los más inseguros. Tiene muchos callejones angostos y abundan negocios de autos y motos usadas. No hay presencia de vigilancia. 

La seguridad en el mercado Oriental está repartida. Una parte está cubierta por el Distrito I, el resto del mercado está a cargo del Distrito IV. 

Uno que otro comprador dice que mientras más se adentre al mercado, más peligro hay. Pero sin duda el lugar más temido es el famoso "Callejón de la Muerte".

“Realmente todo el mercado es peligroso, pero el famoso Callejón de la Muerte es peligrosísimo de punta a punta”, afirma Silvio Leiva, comprador frecuente. 

Muchos describen el Callejón de la Muerte como un lugar de drogas y delincuencia, donde llega “lo peor del Oriental”. Es una zona de cuarterillos de tablas podridas donde se ofrecen servicios sexuales.     

Estadísticas de la Policía Nacional de 2014 indicaban que de un universo de 330 denuncias ese año, 186 fueron contra mujeres. Se trataban de amenazas con armas y robo agravado. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus