•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Viste al estilo de los años sesenta, solo que calza deportivos. Cada tarde se le puede encontrar en Bello Horizonte, en la cercanía de la rotonda. Aunque cambia su atuendo, siempre carga su guitarra y una armónica cuelga de su cuello. Todo el tiempo canta y en su repertorio incluye a los Beatles y a John Lennon. 

Ramón Moreno nació en Bonanza y es uno de los personajes de Managua. Tiene un repertorio de 60 canciones en inglés. “Le doy otro ritmo para que se escuchen diferentes, aunque algunas no las toco porque no son muy conocidas”.

A los 9 años sus padres lo trajeron a Managua y desde entonces empezó su pasión por la música. “Me gustaba escuchar la marimba, los Beatles, John Lennon, entre otros artistas de la época. También tocaba guitarra, piano, el bongó y participaba en los eventos que la escuela realizaba”.

Antes de dedicarse totalmente a la música Moreno trabajó como técnico en electricidad residencial, estudió inglés en los cursos que impartía la Universidad Centroamericana (UCA) y recibió talleres sobre mecánica.

Su voz ronca y fuerte es reconocida por los transeúntes que circulan por esta zona de la capital. Mientras canta las personas le dan dinero y a veces le ofrecen amenizar actividades familiares. “Canto en bodas o en algún evento familiar y me gano unos centavitos. Me buscan bastante porque cobro barato, les gusta lo que canto y el ritmo que les doy”.

En Managua una decena de cantantes recorren las calles buscando a los amantes de la música. 

Recorrido 

Al otro lado de Managua, en la fritanga de “Doña Tania”, Diego Aguirre deleita con su música a los capitalinos que cada noche llegan a saciar su hambre. Él es más demandado por la población debido a su larga trayectoria artística.

“Toda mi vida he cantado, he sido maestro de música y siempre he trabajado en cosas que promueven la cultura”, relata. Diego Aguirre

En el 2012 celebró en el Teatro Nacional Rubén Darío sus 40 años de vida artística. Según Aguirre este es un talento nato porque su familia siempre ha estado ligada al arte y a la cultura. Sus 13 hermanos son compositores, algunos tocan el piano y otros pintan.

Él es originario de San Carlos, Río San Juan, y llegó a Managua a los 10 años, pero después del terremoto volvió a San Carlos. En 1975, regresó a Managua para quedarse definitivamente en la capital.

Su pasión por la música le ha permitido conocer varios países, como Perú, México, Holanda, Canadá, España, Italia,  Gales, Escocia, Dinamarca, Moscú, Alemania, Londres, Austria, Suecia, Cuba y toda Centroamérica. 

Lo más difícil para él es cautivar la atención del público. “Mi objetivo es captar la atención del público, que les guste como canto y la música que he escrito”.

El precio de cada concierto ronda entre US$200 y US$300 dependiendo de la música que pida el cliente. Sin embargo, las iglesias lo buscan para cantar las misas. “Canto misa campesina, misa folclórica y la misa sacral. También canto música ranchera, romántica, tango, zamba, música nacional y mironga”.

Aguirre afirmó que canta música del recuerdo, de la cual tiene un repertorio de más de 1,500 canciones, entre ellas 150 canciones han sido escritas por él.

Con guitarra en mano, expresó orgulloso que ha representado a Nicaragua en varias ocasiones y que fue el primer ganador del Festival Gastón.

Aunque en la actualidad Aguirre canta en una comidería ubicada en Los Robles, trabaja en el área de divulgación de la DGI, también trabajó en el Ministerio de Cultura y los fines de semana después de las 5:00 de la tarde canta en el Puerto Salvador Allende.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus