•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para José Miguel Dávila, interpretar el papel de Jesús para el grupo la Judea 2007 Monimbó-Nicaragua no es un juego, sino un deber que realiza durante la conmemoración de la Semana Santa. Igual pensamiento es el de los participantes de las 11 judeas que se dieron cita en Managua para el IX Encuentro Nacional de Judeas Tradicionales.

Igual que José, su hermano Edwin Dávila participa pero como su verdugo, el centurión Malcolm, quien le entrega la cruz a Jesús. Una cruz que al tratar de levantarla te das cuenta que es una verdadera penitencia cargarla.La Judea se toma Managua.

Previo a las celebraciones de la Semana Santa, el sábado se presentaron simultáneamente las 11 judeas en la cancha del Concepción Palacios, en la casa comunal de la colonia Nicarao, en el parque de la comarca Cedro Galán, en el atrio de la iglesia San Juan Bosco, en el gimnasio de la Escuela Normal María Mazarello, en el parque de Ciudad Sandino, en el parque del Bocay de la colonia Independencia, en el atrio de la iglesia Corpus Christi en Villa Libertad, en el parque de la comarca Santo Domingo, en el parque de la colonia 14 de Septiembre y en la cancha del barrio Batahola Sur.

Para este domingo a las 8:00 de la mañana como cierre de las actividades del encuentro de judeas, se puso en agenda una misa conmemorativa en la parroquia María Auxiliadora  y desde las 10:00 de la mañana, las judeas desfilarán por las calles del barrio del mismo nombre.

Está previsto que en cada esquina se represente una escena de la Pasión de Cristo, para un total de 35 cuadros diferentes.

NO PERDER  LA TRADICIÓN

Como parte de la dirección del Departamento de Teatro del Instituto Nicaragüense de Cultura, Ivonne García Meléndez, explicó que esta representación religiosa es parte importante de la cultura nicaragüense y por eso el Gobierno apoya e impulsa a estos artistas.

“Con este son nueve años que se hace el Encuentro Nacional de Judeas con la participación de nueve delegaciones de Totogalpa, Chinandega, Ticuantepe, Monimbó, Pacayita, Teustepe, Tipitapa, San Isidro de la Cruz Verde y Masaya, con cuatro delegaciones. Aquí ellos se organizan, se coordinan e intercambian experiencias para la interpretación de la vida, pasión, muerte e inclusive la resurrección de Jesús”, indicó García.

La funcionaria comentó que esta tradición de interpretar los pasajes bíblicos es familiar, delegando personajes de generación en generación, incluso para el nacimiento de Jesús se utiliza a un bebé. Destacó que la mayoría son actores empíricos, pero van aprendiendo sus diálogos e imprimen mucho realismo a la judea.

García refirió que además de que la judea es una tradición nacional, también es de enorme atractivo para el turismo nacional e internacional, lo que representa un importante  aporte a la economía de nuestro país.

Óscar Zamora, director de la judea del barrio María Auxiliadora, explica que esta es una tradición de aproximadamente 150 años y muchos aseguran que nació en Nindirí, para luego trasladarse hacia otros municipios.

En el caso de la judea de Managua, esta surgió hace 69 años, impulsada por Salvador García, para luego llegar a tener hasta 30 grupos interpretativos en toda la capital, pero actualmente esto se ha reducido a dos grupos.

“La juventud ya no está tan interesada en la actuación o en lo religioso. Se quedan jugando con sus aparatos, chateando y así se ha perdido la tradición”, confesó Zamora, señalando que la imperiosa necesidad de no dejar caer este tipo de actividades e instar a las familias nicaragüenses a inculcar a sus hijos las tradiciones nacionales.

El IX Encuentro Nacional de Judeas Tradicionales fue organizado por el Instituto Nicaragüense de Cultura, la Alcaldía de Managua y el Movimiento Cultural Leonel Rugama. Por otra parte, cuenta con el aporte del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Telcor y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caruna.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus