•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de un millón de personas participaron ayer en un simulacro multiamenazas partiendo del supuesto que se registraba en algunas zonas un terremoto y en otras un tsunami, un huracán y erupciones volcánicas en seis colosos. En el ejercicio intervinieron 6,000 miembros del Ejército de Nicaragua.

El codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, indicó que en el ejercicio se pusieron en práctica los planes de emergencia con una dinámica particular, según la región en que se desarrollaron.

Tras la hipótesis  de un sismo de 8 grados en la escala Richter en el Pacífico, con epicentro frente a las costas de Poneloya, un primer escenario fue la evacuación de la población a zonas de seguridad, de cara a la inminencia de un tsunami.

Sin embargo, dadas las actuales condiciones vulcanológicas, otro de los escenarios estuvo relacionado con los seis volcanes actualmente activos, el San Cristóbal, Telica, Cerro Negro, Momotombo, Concepción y Santiago.  

“Como hemos tenido información que en algunos de ellos, por la fragilidad y su composición geológica, se da la posibilidad de deslave. Por eso en otro escenario (además de la activación volcánica) está el deslave, de tal manera que el ejercicio está dirigido a poner en práctica el plan de respuesta, teniendo como primer componente la evacuación y la ayuda que tiene que brindarse a toda esa población circundante”, dijo González.

El jefe del Estado Mayor de Defensa Civil, coronel Rogelio Flores, destacó que todo el sistema de alerta temprana funcionó correctamente, a la par del sistema de comunicación de emergencia y las sirenas que advierten sobre los tsunamis.

Flores detalló que en la costa del Pacífico las mayores amenazas son terremotos, erupciones volcánicas y tsunamis, en la parte norte y central del país son deslizamientos de tierra por intensas lluvias, deslaves e inundaciones, mientras en el Caribe son los huracanes, fuertes vientos y temporales.

En el departamento de Matagalpa, el ejercicio desarrollado en sus catorce municipios, fue considerado por las autoridades del Comité de Prevención y Mitigación de Desastres como un éxito, considerando que se superaron algunas de las deficiencias surgidas durante el simulacro del año pasado.

Aunque en algunos sectores como el mercado sur de esa ciudad no funcionó la alarma, la población lanzó la alerta a viva voz y a los cinco minutos la gente estaba evacuada, entrando luego en acción las diferentes brigadas de rescate organizadas por los trabajadores del mercado, quienes se han preparado en primeros auxilios.

En el caso de Managua, el ejercicio tuvo énfasis en la posibilidad de un terremoto y todas las consecuencias que este genera, tanto el colapso de edificios como también incendios.

El coronel Flores dijo que en Managua el simulacro se realizó en diversos barrios, pero con énfasis en los Distritos II y V, por las condiciones de riesgo de la zona, en especial por la amenaza sísmica, con el objetivo de estar preparados ante los fenómenos naturales y salvaguardar la vida de la ciudadanía.

En la ciudad capital el Ejército de Nicaragua concentró las fuerzas y medios técnicos en el barrio Javier Cuadra, Distrito II y en el barrio Germán Pomares Ordóñez del Distrito V.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus